Las inversiones en ‘startups’ gozan de buena salud

En 2019 se financiaron un 44% más de operaciones que el año anterior

Starutps
Repartidor de Glovo en Lisboa. La plataforma levantó el año pasado 300 millones de euros en dos rondas.

La inversión en empresas nuevas o de reciente creación en España sigue en la buena senda y la tendencia es positiva, ya que se financian más operaciones y, además, en su fase inicial, la llamada semilla, lo que da lugar a más proyectos y posibilidades. Una buena noticia dado que este tipo de compañías en nuestro país está por debajo de la media europea.

En 2019, el volumen de inversión total alcanzó los 1.217,9 millones de euros, un 2,9% menos que el año anterior. A pesar de ello, se considera que hay una continuidad porque “supone mantenerse muy cerca de los niveles de 2018 y la composición de las inversiones presenta datos positivos”, afirman en la Fundación Innovación Bankinter, que acaba de lanzar su Observatorio del Ecosistema de Startups, cuyo primer informe recoge lo ocurrido en 2019, y que se ofrecerá actualizado semana a semana.

Si se descuentan las grandes rondas, el aumento fue del 47%

El informe destaca que la inversión sostenida, la que no tiene en cuenta las grandes operaciones, creció el año pasado un 47% y llegó a los 735 millones, y que el número objeto de inversión (231) subió un 44% respecto a 2018.

Otro dato significativo de 2019 es que el dinero en proyectos iniciales, los que no superan el millón de euros, se incrementó un 46,6%. “En esta fase inicial se puede hacer mucho”, señala Javier Megías, director del Programa Startup de la fundación, quien recalca también el crecimiento en las fases intermedias, las que comprenden proyectos entre un millón y 20 millones.

Barcelona sigue a la cabeza de las inversiones en España, seguida  por Madrid

Las megarrondas, las superiores a los 50 millones, suben las medias, pero son operaciones puntuales que no reflejan la salud del ecosistema. “Lo importante es que se alimente a las startups para que sigan creciendo”, explica Juan Moreno, director de la fundación.

Tipos y sectores

Por tipo de inversores, lo destacable es que el capital riesgo tuvo un repunte importante en los dos últimos trimestres, así como los inversores corporativos, que participaron en un 29% más de rondas que en 2018. Como dato positivo se recalca también el incremento del dinero extranjero. El año pasado supuso casi el 57% del total porque se concentró en proyectos intermedios y grandes.

Es el caso de Glovo, dedicada al reparto de comida a domicilio, que el año pasado captó 300 millones de euros en dos rondas y uno de cuyos inversores, el fondo Lakestar, es uno de los tres primeros por volumen de inversión en startups españolas junto a DN Capital y Mangrove.

Movilidad y logística y ‘fintech’ son los sectores más financiados

En cuanto a sectores, movilidad y logística es el que manda, ya que en 2019 se llevó el 32,8% del dinero. El segundo, pero a mayor distancia, con un 15%, fue el de las fintechs e insur­techs, “áreas que constituyen todavía un desafío”, según Moreno, y el tercero fue el turismo, pero ya con un 8,9%.

Un último apunte favorable es la distribución geográfica de las inversiones, que el año pasado se diversificaron y alcanzaron más de lleno a ciudades como Valencia o Bilbao. Barcelona continúa a la cabeza, con el 42% de la inversión, pero en 2019 Madrid cogió impulso (con casi el 30%) y disminuyó la distancia con la capital catalana, que perdió un 18% respecto a 2018. Megías aclara que “la sensación es que a los inversores no les preocupa especialmente el clima político”.

Brexit, turismo y perspectivas

Brexit. No tiene tanta repercusión en esta materia. “No descarto que tenga impacto si se ponen barreras complicadas, pero creo que el mercado ya ha descontado el efecto de la salida del Reino Unido de la UE”, afirma Javier Megías, director del Programa Startup de la Fundación Innovación Bankinter.

Sede fiscal. La inversión real en startups con sede fiscal en España subió en 2019 un 109%, según el Observatorio de la Fundación Innovación Bankinter. El informe recoge datos de todas las firmas españolas, tengan su sede fiscal en el país o no.

Turismo. Este sector, clave para la economía española, es el tercero en cuanto a inversión, que aumentó un 52% en 2019 y se centró en 10 operaciones con un volumen total de 108 millones de euros. Salud y software son otros sectores que atraen financiación.

Consolidación. El informe del Observatorio de Startups de la fundación concluye que “el ejercicio 2019 ha sido un año de consolidación en lo relativo a la inversión en startups en España”, y añade que “emergen interesantes perspectivas”.

Normas
Entra en El País para participar