Arabia Saudí se prepara para una guerra del petróleo y las Bolsas de Oriente Medio se desploman

Arabia Saudí baja precios y se propone aumentar la producción a partir de abril

Plataforma petrolera saudí
Plataforma petrolera saudí

Los antiguos socios productores de petróleo pueden comenzar una espiral que aboque a la guerra en este mercado de materias primas tras la ruptura de la alianza OPEP +. Arabia Saudí ha comenzado este fin de semana a aplicar fuertes descuentos y planea aumentar la producción de petróleo en abril, elevándolo muy por encima de los 10 millones de barriles al día, frente a los 9,7 millones de producción actual, según señalan a Bloomberg y a Reuters fuentes cercanas al Gobierno saudí.

Las Bolsas de Oriente Próximo reciben las noticias del sector con desplomes este domingo. El índice de Kuwait baja un 10%, el de Arabia Saudí se deja un 8%, Qatar baja un 3% y Emirato Árabes Unidos, un 8%. 

Tras la abrupta ruptura de las negociaciones del viernes entre la OPPE y Rusia, está previsto que el actual acuerdo de recorte de la producción expire en marzo, cuando Arabia Saudí espera aumentar el bombeo de barriles. El sábado, el mayor exportador de petróleo del mundo comenzó ya una guerra de precios al aplicar la mayor rebaja de precios en al menos 20 años para su crudo que se vende en mercados extranjeros, ofreciendo descuentos sin precedentes para compradores de Asia, Europa y EE UU con el fin de atraer a las refinerías a comprar crudo saudí en detrimento de otros proveedores.

Además, la petrolera estatal Aramco comenzará en abril a bombear más barriles diarios después de que el actual acuerdo de la OPEP + expire. Arabia Saudí ha estado produciendo 9,7 millones de barriles diarios en los dos últimos meses. Las refinerías sauditas cuentan con una capacidad de producción de hasta 12 millones de barriles diarios, por o que tiene margen para incrementar la producción hasta esa cifra. Arabia Saudí ya ha comunicado a algunos participantes del mercado su intención de incrementar la producción, e incluso llegar a su máximo. 

El pacto de tres años entre la OPEP y Rusia terminó el viernes de forma abrupta después de que Moscú se negara a apoyar nuevos recortes de petróleo para hacer frente al brote del coronavirus. La OPEP respondió eliminando todos los límites a su propia producción. Estos límites expiran a fines de mes, abriendo la puerta para que los productores aumenten la producción. Los analistas consultados por Bloomberg consideran la decisión de Arabia como una declaración de guerra de precios en el sector. 

La estrategia de Arabia se interpreta en el mercado como una amenaza a Rusia y otros productores, que rápidamente notaría los efectos,  y traerlos de vuelta a la mesa de negociaciones. Después, podría revertir el aumento de la producción y comenzar a reducir la producción si se logra un acuerdo.

l aumento de la producción y los grandes descuentos marcan una escalada dramática del príncipe Abdulaziz bin Salman, el ministro de petróleo saudita, después de que su homólogo ruso, Alexander Novak, rechazara un ultimátum el viernes en Viena en la reunión de la OPEP + para unirse a un recorte de producción colectiva. Después del colapso de las conversaciones, Novak dijo que los países tenían libertad para bombear a voluntad desde finales de marzo.

 

 

 

 

 

Aramco cae por debajo del precio de la OPV

Las acciones de la petrolera estatal saudí Aramco cayeron por debajo de su precio de oferta pública inicial (OPV) el domingo por primera vez desde que comenzaron a cotizar en diciembre. Los títulos de Aramco caen un 9% hasta 30 riyals, por debajo de los 32 con que empezó a cotizar. La acción llegó a alcanzar los 38 riyals, más de nueve euros, pocos días después de la OPV, aunque desde entonces su valor ha perdido fuelle.

En un inicio Aramco recaudó 23.300 millones de euros, lo que la convirtió en la mayor OPV de la historia, tras vender 3.000 millones de acciones a un precio de 32 riyals, algo menos de ocho euros por título.

Normas
Entra en El País para participar