Banca

El BCE exige a los bancos planes de contingencia ante el Covid-19

El supervisor pide a la banca que considere el escenario de “pandemia”

Andrea Enria, responsable de la supervisión bancaria del BCE
Andrea Enria, responsable de la supervisión bancaria del BCE

Los problemas de actividad en las empresas por la extensión del coronavirus siguen agravándose.  Andrea Enria, presidente del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), remitió el pasado 3 de marzo una carta a los principales bancos tras la expansión del coronavirus. El BCE avisa en ella de la necesidad de abordar el riesgo potencial del virus como una pandemia en los planes de contingencia de las entidades.

Pide que los bancos revisen sus planes de continuidad comercial y consideren qué acciones pueden adoptar para minimizar los posibles efectos “adversos de la propagación del Covid-19”. Reclama planes de contingencia para mantener la seguridad de sus empleados y la continuidad del negocio, que puede verse afectado si una parte de la plantilla no pudiese acudir a trabajar. En estos planes se pide a la banca que incluya a la cúpula directiva, según adelantó El País en una carta a la que también ha tenido acceso Cinco Días.

Reclama sistemas para reducir la transmisión del virus. Explica que "a la luz de los riesgos identificados, se espera que las instituciones tomen las medidas apropiadas para prepararse y responder a una pandemia potencial".

De esta forma, pide que los bancos establezcan medidas de control de la infección en el lugar de trabajo, que pueden incluir sistemas para reducir la transmisión del coronavirus. Otra medida que reclama es que los bancos evalúen en qué medida sus planes de contingencia incluyen escenarios de pandemia que prevean medidas escalonadas proporcionales a la huella geográfica de las instituciones y al riesgo comercial para las etapas particulares del brote de pandemia.

El BCE reclama también que las entidades evalúen "qué tan rápido" podrían implementar medidas preventivas en el caso de declararse la pandemia, y cuánto tiempo se podrían mantener las operaciones en dicho escenario.

Las entidades deben probar "urgentemente" si el trabajo remoto a gran escala u otras medidas de trabajo flexible para los directivos pueden activarse y mantenerse en el tiempo para garantizar la continuidad del negocio del banco. 

De cualquier forma, Andrea Enria matiza que las recomendaciones son solo advertencias, y recuerda que son los inspectores del BCE los que están monitorizando las acciones solicitadas a las entidades .

Normas
Entra en El País para participar