Banca

Ibercaja duplica el beneficio al superar el impacto del ERE

La entidad registra caídas en los márgenes pero gana 84 millones de euros

Imagen de una sucursal de Ibercaja.
Imagen de una sucursal de Ibercaja.

El impacto del ERE aplicado el año pasado en Ibercaja, que costó a la entidad 55,8 millones de euros en las cuentas de 2018, ha permitido al banco duplicar el resultado neto en 2019, que ha cerrado con 84 millones de euros de beneficio. Con todo, el negocio bancario de la entidad se ha visto erosionado: el margen de intereses ha bajado un 4,4%, impacto que la entidad ha compensado parcialmente con un alza en el 5,1% de los ingresos por comisiones.  La mayor parte de la caída se debe al menor rendimiento de la cartera y del negocio asegurador, pues el margen minorista crece.

El banco no ha podido tirar, como en ejercicios anteriores, de las ventas de activos en el mercado: el resultado por operaciones financieras, que en 2018 aportó 43,6 millones de euros a las cuentas, apenas ha aportado 7,1 millones en las cuentas publicadas hoy en la CNMV. Así, el margen bruto baja el 4,1% hasta 926,6 millones de euros.

Este descenso ha sido compensado con la caída en los gastos de explotación. Bajan un 10,3% hasta 600 millones de euros. La entidad deja de registrar el cargo extraordinario por 55,8 millones, además de recortar en un 2,1% el gasto de explotación recurrente.

Ibercaja ha rebajado en un 10,3% las provisiones, y destaca el descenso del 10% en las provisiones, que pasan a 184,5 millones a pesar de que la entidad ha dotado 50 millones por posibles impactos en la venta de activos tóxicos. El banco ha cerrado el año con una caída en el 36,9% de los activos dudosos y adjudicados, hasta 1.918 millones.

La morosidad cae 277 puntos básicos en el año hasta situarse en el 4%, mientras el ratio CET1 Fully Loaded mejora en 82 puntos básicos en el año hasta situarse en el 11,4%.

Normas
Entra en El País para participar