Europa prepara esta semana medidas económicas para paliar el impacto del brote

Italia destinará 3.600 millones a mitigar los efectos en las empresas y los ministros del Eurogrupo harán una telecoferencia el miércoles para abordar medidas

Turistas en la entrada del museo Louvre de París que ayer cerró sus puertas porque sus trabajadores se acogieron al derecho de no acudir a su empleo por una situación de peligro, ante el miedo por el contagio al coronavirus.
Turistas en la entrada del museo Louvre de París que ayer cerró sus puertas porque sus trabajadores se acogieron al derecho de no acudir a su empleo por una situación de peligro, ante el miedo por el contagio al coronavirus.

A medida que los casos de infectados por coronavirus se extienden por el mundo, las medidas preventivas y la falta de suministros incrementan los impactos negativos sobre las economías. Tras una semana negra o infernal, como se la ha denominado, para las Bolsas de casi todo el mundo, ha llegado el momento de que se tomen decisiones al más alto nivel. El miércoles próximo, los ministros de Finanzas de la Unión Europea tienen previsto hablar en conferencia conjunta para coordinarse ante el reto económico que supone la expansión del coronavirus.

Así lo anunció ayer el presidente del Eurogrupo, el portugués Mario Centeno, quien anunció: “Con el fin de hacer balance de los últimos acontecimientos económicos y financieros y coordinar las respuestas nacionales a la expansión del COVID-19, he decidido organizar, el 4 de marzo, una conferencia telefónica del Eurogrupo, incluyendo a los Estados miembros que no tienen como moneda el euro”.

De momento, Italia avanzó este domingo que su Gobierno va a destinar 3.600 millones de euros, el equivalente al 0,2% de su PIB, a costear ayudas a empresas afectadas por la crisis del coronavirus, que tratarán de mitigar el daño que está haciendo esta emergencia sanitaria en la economía del país.

Este anuncio sucede al que hizo el sábado Japón, cuyo primer ministro, Shinzo Abe, dijo que invertirán unos 2.300 millones de euros, en este caso para luchar contra la expansión del coronavirus. Parte de este plan de emergencia consiste en el desarrollo de un test rápido, que detectará la infección en 15 minutos.

Asimismo, también este lunes se conocerá la actualización del informe de Perspectivas Económicas, correspondiente a marzo, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en el que se recogerá el impacto de esta crisis sanitaria mundial. Será, por tanto, la segunda cuantificación del impacto del coronavirus después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) dijera el pasado fin de semana en la reunión del G-20 que el brote vírico restaría una décima de punto porcentual al crecimiento del PIB mundial este año, mientras que recorte en China podría ser de hasta cuatro décimas.

En cuanto al impacto en el turismo, se visualizó este domingo con el cierre del Louvre, en París, donde sus trabajadores se acogieron a su derecho a no ir a trabajar ante una situación de peligro.

En España, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, hoy que está prevista la reunión hoy de distintos grupos de trabajo para evaluar las próximas medidas preventivas. Otro termómetro de la situación llegará de manos del Tesoro Público, que volverá a testar esta semana a los mercados con dos emisiones de letras a 6 y 12 meses el martes y deuda a largo plazo el jueves, en medio de la convulsión de las Bolsas

En este escenario, durante el fin de semana se produjeron las primeras muertes de infectados en Estados Unidos, Australia y Tailandia. Esto llevó al presidente estadounidense, Donald Trump, a anunciar próximos controles de entrada al país de los procedentes de “países europeos –Italia entre ellos– y Corea del Sur”.

 

Normas
Entra en El País para participar