El nuevo jefe de Thomson Reuters puede seguir el ejemplo de Refinitiv

Steve Hasker podría buscar un coinversor para los servicios fiscales, legales y contables

Logotipo de Thomson Reuters en su sede de París.
Logotipo de Thomson Reuters en su sede de París.

Steve Hasker debutará como CEO de Thomson Reuters con un desafío, y una hoja de ruta. El exejecutivo de Nielsen y ex de McKinsey hereda un cajón de sastre de negocios, además de una selección de servicios fiscales, legales y contables. El legado de su predecesor, Jim Smith, puede servirle de ejemplo.

Durante el mandato de Smith, desde 2012, la capitalización de mercado de la firma se duplicó hasta unos 40.000 millones de dólares. Impulsada por la recompra de acciones, la cotización se ha triplicado con creces en ese tiempo, felizmente para accionistas como la canadiense familia Thomson, que tiene un 65%.

Más de dos tercios de ese atractivo rendimiento se acumularon después de la decisión de vender una participación de la unidad de datos financieros, ahora llamada Refinitiv, a Blackstone. Ese trato, anunciado en enero de 2018, entregó el control, y dejó Thomson Reuters con un 45%. Admitir que otro podía manejarla mejor dio sus frutos. Refinitiv está siendo adquirida por la Bolsa de Londres por 27.000 millones.

Hasker podría ir más allá. No hay ninguna señal de que los Thomson, que hicieron su fortuna con los periódicos, deseen encontrar comprador para Reuters News, y además, un acuerdo de acciones de oro con un consejo fiduciario independiente restringe su capacidad de venta. Pero la parte de los servicios legales, fiscales y contables es una especie distinta. Esas divisiones aportaron tres cuartos de los ingresos en el último trimestre financiero y casi todo su beneficio; y su línea superior creció casi un 5% interanual. Producen márgenes más altos que las noticias, pero eso significa que pueden ser más atractivas para un coinversor de capital privado.

Hasker, como exconsultor y exempleado de TPG Capital, debería poder ver la diversidad de opciones. Podría, por ejemplo, agrupar los negocios y traer un coinversor. Por supuesto, también podría decidir hacer crecer esos negocios él mismo, mediante adquisiciones. Smith sugirió el martes que puede que no haya un “cambio radical de estrategia”. Dado el éxito financiero de Refinitiv, Hasker tiene una vía que explorar.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías