PSA logra un beneficio récord de 3.200 millones en 2019 pese a vender un 10% menos

El consorcio automovilístico francés contabilizó una cifra de negocio de 74.731millones de euros el año pasado, un 1% más

Carlos Tavares, consejero delegado de PSA, durante la presentación de resultados de la compañía de 2019 en Rueil-Malmaison (Francia).
Carlos Tavares, consejero delegado de PSA, durante la presentación de resultados de la compañía de 2019 en Rueil-Malmaison (Francia). Reuters

El Grupo PSA consiguió cerrar 2019 con un beneficio neto récord pese a vender un 10% menos de vehículos (unos 3,5 millones de unidades), gracias a que se centró en la comercialización de modelos con mayor rentabilidad. El consorcio automovilístico francés ganó 3.200 millones de euros, lo que supone un incremento del 13,2% respecto al ejercicio precedente.

La compañía ha detallado en un comunicado que el efecto favorable del mix de producto y del precio también compensó el descenso de las matriculaciones, el impacto negativo de los tipos de cambio y de otros efectos.

PSA, en pleno proceso de fusión con Fiat Chrysler Automobiles (FCA), también obtuvo el curso pasado una facturación récord, de 74.700 millones de euros, un 1% más frente a 2018, y un margen operativo ajustado del 8,5%, mientras que el beneficio neto consolidado se elevó un 8,7%, hasta 3.584 millones. 

La multinacional francesa, propietaria de las marcas Peugeot, Citroën, DS, Opel/Vauxhall, someterá a votación en su próxima junta general de accionistas el pago de un dividendo de 1,23 euros. La fecha de afectación del dividendo sería el 21 de mayo y el pago efectivo se realizará cuatro días más tarde.

Registró un beneficio operativo anual de 4.668 millones de euros, un 6% más, y un resultado financiero negativo de 344 millones de euros (-446 millones en 2018). Por su parte, la filial financiera del consorcio, Banque PSA Finance, cerró 2019 con un beneficio operativo de 1.012 millones de euros, un 7,8% más, mientras que el fabricante de componentes Faurecia ganó 1.227 millones de euros, un 2,9% menos.  

Al término del año pasado, la compañía automovilística incurrió en unos costes de reestructuración de 1.531 millones de euros, lo que representa un fuerte aumento del 45% respecto a 2018. 

El consejero delegado del grupo, Carlos Tavares, indicó que gracias a esos resultados récord pagarán una prima de 4.100 euros a los trabajadores que cobran los salarios más bajos en Francia. Agregó que, en el resto del mundo, los bonus a sus empleados se han multiplicado por 5,4 en los últimos seis años.

Según las cuentas del grupo francés, el negocio de PSA en China amputó 700 millones a los beneficios en 2019, mientras que la salida de Irán, impuesta por las sanciones internacionales, no ha sido consolidada todavía en las cuentas.

El grupo anunció también la recuperación de las filiales Opel/Vauxhall, tal y como se había fijado, con 1.100 millones de euros de margen operativo y un 6,5% de las ventas totales.

De cara a 2020, la empresa prevé que Europa y Rusia experimenten caídas de ventas del 2% y el 3%, respectivamente, y anticipa una estabilidad en Latinoamérica. Estima que el mercado chino se mantenga incierto debido al coronavirus.

PSA se ha fijado como objetivo alcanzar un beneficio operativo corriente medio superior al 4,5% para la división de Automóvil en el periodo 2019-2021.

"Estamos preparados para la transición energética y todos los equipos están concentrados para ofrecer a nuestros clientes una movilidad limpia, segura y accesible. Orgullosos de nuestro modelo de negocio y de nuestro espíritu luchador, que han demostrado su eficiencia, estamos impacientes por entrar en una nueva era con el proyecto de fusión con FCA", sentenció Tavares.


 

Normas
Entra en El País para participar