A UBI le costará escapar del abrazo de Intesa Sanpaolo

Ni Monte dei Paschi, ni Banco BPM ni Unicredit parecen alternativas factibles

Talonario de UBI Banca.
Talonario de UBI Banca.

A UBI Banca le costará escapar del abrazo de Intesa Sanpaolo. El banco mediano está explorando alternativas a la opa hostil del mayor banco de Italia. Pero no parecen atractivas e Intesa tiene margen para atraer a los reticentes.

La oferta sorpresa en acciones por UBI, que valía 5.300 millones en el momento de su lanzamiento el lunes, está siendo cuestionada. Accionistas que representan alrededor del 18% del capital de UBI dijeron el jueves que la oferta era inaceptable. Mientras, el consejo de UBI ha contratado a Credit Suisse para defenderse.

Encontrar otro comprador podría ser una opción, pero no será fácil. Monte dei Paschi di Siena, rescatada por Roma en 2017, debe venderse para cumplir con las normas de la UE. Pero su balance debe sanearse, lo cual probablemente requeriría capital adicional. El banco también se enfrenta a demandas judiciales por valor de varios miles de millones. Cambiar la certeza de la oferta de Intesa por un acuerdo potencialmente caro no es tentador.

UBI podría intentar atraer a Banco BPM, que tiene una capitalización de mercado similar. Pero el banco milanés tiene bastantes menos ingresos que Intesa. Tendría dificultades para superar las sinergias de costes anuales de 510 millones que ha prometido Intesa.

No hay muchas otras opciones. Aunque Unicredit es suficientemente grande para intentar competir, no está interesado en la compra de un banco italiano. BNP o Credit Agricole podrían hacer de caballero blanco, ya que ambos son grandes y tienen presencia italiana. Pero una pelea con un paladín italiano podría molestar a los políticos locales.

Eso significa que las posibilidades de éxito de Intesa parecen prometedoras. Los institucionales, que poseen la mayoría de las acciones de UBI, probablemente estén contentos con la oferta. Los inversores que han expresado su oposición no tienen una participación tan grande como para hacerla descarrilar. A la hora de la verdad, Intesa siempre podría subir su oferta. Una vez gravados y capitalizados, los ahorros de costes previstos valen casi 4.000 millones. Tiene buenas razones para llevarla a cabo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías