Telecomunicaciones

Telefónica se deja un 6,57% en dos sesiones

Las acciones de la operadora ceden un 2,86% tras sufrir ayer el mayor descenso en tres años y medio

José María Álvarez Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez Pallete, presidente de Telefónica.

Telefónica ha encadenado su segunda jornada consecutiva de fuertes pérdidas. Ayer, la publicación de sus cuentas de 2019 -período en el que cayó su beneficio un 66%, hasta 1.142 millones de euros- no fue bien recibida por los inversores, lo que llevó al precio de la acción a encajar al cierre una caída del 3,82%, la mayor en tres años y medio. La cosa podía haber sido peor ya que en algunos momentos de la jornada este descenso llegó a superar el 6%.

Hoy, las acciones de la operadora española han vuelto a colocarse en el peor puesto del selectivo con un descenso del 2,86%. En dos sesiones, la teleco se ha dejado un 6,57% de su valor. Varias casas de análisis han revisado a la baja sus precios objetivos para la compañía. El banco de inversión suizo Credit Suisse ha reducido dicha valoración desde los 8,5 euros a los 8,15 euros manteniendo la recomendación en sobreponderar. También ha recortado las previsiones de Ebitda para 2020. Credit Suisse ha recortado un 0,8% las estimaciones de Ebitda. 

La venta de activos podría ser uno de los catalizadores para la acción. Por su parte,  ve la próxima subasta de los derechos de la Liga de Campeones de la UEFA como una posible factor negativo.  Goldman Sachs y JB Capital también han rebajado el precio objetivo a Telefónica. En el primer caso pasa de 7,5 euros a 7,3 euros mientras que en el segundo lo recorta desde 8,05 euros a 7,8 euros.

La caída de los beneficios "pilló con el pie cambiado a los inversores, que esperan un resultado ligeramente inferior a los 610 millones del mismo periodo del año pasado, y que se suman al lastre registrado el trimestre anterior por el coste de la puesta en marca plan para reducir un 10% la plantilla en España", explica Aitor Méndez, de IG.

Esta situación obligó a la teleco a realizar unas dotaciones extraordinarias de 1.700 millones de euros, lo que, sumado a los extraordinarios registrados este trimestre, como gastos de transformación del negocio en Latino América o justo de su fondo de comercio, sitúan las ganancias acumuladas en 2019 en los 1.142 millones de euros, un 65,7% menos que en el año anterior.

Del mismo modo, los ingresos de la compañía en el último cuarto de año se han detenido en los 12.400 millones de euros, una cantidad un 4% inferior a la de los últimos tres meses de 2018 y que el mercado daba por hecho que superaría ahora.

Tampoco ha gustado a los inversores el retroceso de sus márgenes, con una caída del 14,4% del resultado operativo neto (OI) en el trimestre, que asciende hasta el 30,4% en el conjunto del ejercicio por las mencionadas amortizaciones.

Los analistas de Banco Sabadell señalan que los resultados de Telefónica de 2019 ha estado "por debajo de lo esperado" por elementos extraordinarios negativos. Sin embargo, destacan el "buen comportamiento" en generación de caja, la mejora orgánica del resultado bruto de explotación (Oibda) y la continua reducción de deuda.

Con respecto a las nuevas previsiones ofrecidas por la operadora, consideran que son "algo conservadoras y con pocas sorpresas", lo que dejaría el sentimiento de mercado pendiente de la venta de activos, tanto infraestructura como los negocios en Hispanoamérica, para seguir reduciendo deuda.

Por su parte, el analista de Investing.com, Ismael de la Cruz, apunta que, tratándose de una gran compañía, Telefónica cotiza a precio "muy interesante de cara a comprar", pero incide en que debiera de ser con un horizonte de medio-largo plazo, "porque el camino no va a ser sencillo ni exento de dificultades, requiriéndose una alta dosis de paciencia", recoge Efe.

Los analistas de GVC Gaesco destacan que el grupo ha registrado un crecimiento orgánico del Oibda del 1.9%, en línea con el objetivo del 2% anunciado, al lograr "unos resultados muy robustos en España y Brasil principalmente". Además, también subraya que el flujo de caja libre marca un récord de los últimos años alcanzando, lo que permite que la deuda neta continúe con su reducción.

Sabadell añade que entre los aspectos más positivos está la mejora orgánica del Ebitda vista en 2019, así como la continua reducción de deuda (-8,1% en el año). Con respecto al guidance ofrecido, "nos parece algo conservador y con pocas sorpresas, lo que dejaría el sentimiento de mercado pendiente de la venta de activos (infraestructura y TEF Hispam) para seguir reduciendo deuda. Reiteramos comprar porque esperamos catalizadores en ese sentido y tras el mal performance de la acción en el último año", añade la firma de análisis.

Normas
Entra en El País para participar