Díaz avanza una ofensiva contra los falsos autónomos en las empresas

Anuncia para este año un nuevo sistema unificado de subsidios y una Ley de tiempo corresponsable para la conciliación

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz
La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz Europa Press

“Un joven en bicicleta con un móvil no es un trabajador autónomo”, ha dicho hoy la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, durante su primera comparecencia en el Congreso de los Diputados, donde ha anunciado que “la siguiente iniciativa de este Ministerio será abordar los falsos autónomos, que están encubriendo verdaderas personas trabajadoras asalariadas, un ejemplo de ello son muchos de los riders que vemos en nuestras calles”. 

El equipo de Trabajo pretende actuar a través de dos vías contra esta práctica. Por un lado trabaja en el diseño de una iniciativa legislativa que limite estas situaciones, si bien no ha precisado ningún detalle de esta futura regulación. Y, por otro lado, Díaz ha anunciado que dentro del plan de actuación inmediato de la Inspección de Trabajo, se priorizará “la identificación de relaciones extralaborales que deberían articularse a través de contratos de trabajo como por ejemplo los falsos autónomos, falsos cooperativistas y falsos becarios”.

“Ahora es especialmente importante reforzar el papel de la inspección para atender a las nuevas formas de trabajo ‘atípico’ que emergen en contextos digitales. Debemos impedir que nuevas fórmulas de negocio de la economía de plataformas se conviertan en nuevas formas de explotación, simples pantallas para eludir la relación laboral y el derecho al trabajo”, ha dicho.

Si bien, los repartidores no son los únicos trabajadores afectados por el fenómeno de los falsos autónomos, que consiste en un trabajador haga las funciones de un asalariado en una empresa pero esta le obligue a hacerse autónomo para que tenga que costearse sus propias cotizaciones sociales. Así, existe un colectivo que no está contabilizado, pero que distintas fuentes cifran en alrededor de 300.000 falsos autónomos en prácticamente todos los sectores económicos y especialmente en actividades de servicios profesionales..

En definitiva, Díaz ha asegurado que: “Este gobierno va a proteger los derechos de las personas que siendo en realidad trabajadoras por cuenta ajena se ven abocadas a operar como autónomas frente a su voluntad”. 

Es más, junto a esta ofensiva advirtió a las empresas que el Gobierno elevará las multas a los empresarios para las infracciones que se comentan en el ámbito laboral, actualizándolas con el IPC acumulado en los últimos 14 años, porque están sir actualizar desde 2006. 

La ministra también ha anunciado que “dentro de este año vamos a establecer un sistema unificado del subsidio de desempleo”. Concretamente, ha indicado que, dentro del diálogo social, propondrán “una nueva regulación del sistema de protección asistencial por desempleo, dotándolo de mayor estabilidad de manera que haga posible elevar la tasa de cobertura y la intensidad de la protección”. Además, se ha comprometido a aumentar el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), que lleva dos años congelado y es el referente para la concesión de numerosas ayudas. 

Igualmente, Díaz confirmó que “a lo largo de este año”, elaborarán la Ley de trabajo corresponsable, que incluirá la reforma del régimen de trabajo a tiempo parcial. “En la situación actual buena parte las trabajadoras y trabajadores han perdido el derecho a su propio tiempo, con horarios imprevisibles que mezclan el tiempo personal y el del trabajo, donde la disponibilidad y conexión es permanente”. La será elaborada en colaboración con el Ministerio de Igualdad y está en línea con la Directiva europea de conciliación de la vida familiar y personal.

Respuesta de Deliveroo

Mientras la ministra de Trabajo ponía hoy en su diana a las empresas de reparto de comida a domicilio como Deliveroo, Glovo, Just Eat o Uber Eat, la primera de estas se apresuró a anunciar una declaración de principios con un decálogo que recoge su “compromiso con la protección” de la comunidad de riders. La compañía trataba así de responder al cambio legislativo que prepara el Gobierno y que puede impactar negativamente en su modelo de negocio, basado en el uso de repartidores, que según varias sentencias judiciales son falsos autónomos.

Deliveroo, que lleva en España desde 2015, dijo que quiere “impulsar nuevos encajes” que permitan a las firmas del sector ofrecer “mayor protección y beneficios” a los riders sin “limitar la flexibilidad”, con el objetivo de poner fin a la “inseguridad jurídica” que viven actualmente. La empresa volvió a reclamar más “diálogo con todos los actores involucrados para encontrar una solución regulatoria” en España. Deliveroo puso como ejemplo las “soluciones” promovidas por el Gobierno francés y el Foro Económico Mundial y defendió que “el trabajo bajo demanda es una tendencia en pleno auge en toda Europa. El 12,5% de los españoles ha obtenido ingresos trabajando con plataformas digitales”, aseguró.

La compañía sostiene que todas las plataformas digitales como Deliveroo han creado nuevas formas de empleo gracias al impacto de la tecnología y la digitalización. Y recordó que su actividad en España en 2018 repercutió en 43 millones de euros sobre el PIB y contribuyó a la creación de 2.100 empleos en restaurantes y proveedores, principalmente. La firma añadió que, de mantener su tasa de crecimiento, este año contribuirá a la creación de 6.200 puestos de trabajo y aportará 115 millones al PIB de España. Deliveroo opera en más de 70 ciudades y trabaja en la actualidad con alrededor de 1.500 repartidores.

Normas
Entra en El País para participar