Aerolíneas

La Comisión Europea amplía las pesquisas por una posible ayuda ilegal a Ryanair en Girona y Reus

La Comisión extenderá ahora la investigación a algunos contratos de márketing adicionales

Avión de Ryanair.
Avión de Ryanair.

La Comisión Europea (CE) decidió ampliar su investigación para determinar si Ryanair y otras aerolíneas que operan en los aeropuertos de Girona-Costa Brava y Reus se beneficiaron de ayudas de Estado ilegales gracias a acuerdos de "márketing" firmados con las autoridades públicas.

El Ejecutivo comunitario ha dicho este lunes en un comunicado que "en este momento, la Comisión tiene la opinión preliminar de que el apoyo concedido a Ryanair y otras aerolíneas por las autoridades públicas españolas a través de contratos de márketing puede constituir una ayuda de Estado". 

La Comisión extenderá ahora la investigación a algunos contratos de márketing adicionales, de los que fueron informados por las autoridades españolas tras el inicio de las pesquisas, indicaron.

La CE abrió esta investigación en octubre de 2013 para evaluar si los acuerdos entre las autoridades públicas y las aerolíneas que operan en los aeropuertos catalanes de Girona-Costa Brava y Reus, principalmente Ryanair, vulneran las normas comunitarias.

Bruselas recibió en mayo de 2012 un denuncia de una compañía aérea que opera en Barcelona-El Prat y que consideraba que las condiciones obtenidas por Ryanair en los otros dos aeropuertos suponían una ayuda estatal ilegal para la empresa irlandesa.

A raíz de esa denuncia, la CE investiga a todas las empresas que han firmado acuerdos similares con los poderes públicos en Girona y Reus y también a los propios aeropuertos, al considerar que se podrían beneficiar indirectamente de esos arreglos para reducir sus costes.

Los acuerdos, según la CE, se refieren a la publicidad de las regiones afectadas y contienen diversas condiciones relativas a la presencia y escala de las operaciones de las líneas aéreas en los dos aeropuertos. Gracias a estos pactos las aerolíneas recibieron "incentivos de márketing" desde 2004.

La Comisión no descarta que estos acuerdos de comercialización otorguen a las compañías aéreas o a los aeropuertos implicados una ventaja indebida respecto de sus competidores ni que, por lo tanto, sean incompatibles con el mercado interior.

La ampliación ahora de la investigación en profundidad da la oportunidad a las partes de presentar comentarios y no prejuzga el resultado de la misma, recordó hoy la Comisión.

Normas
Entra en El País para participar