Planas presionará para mantener los fondos de la PAC ante los recortes que planea la UE

El ministro de Agricultura insiste en la necesidad de dar transparencia a la fijación de precios y en proteger a los agricultores familiares, que considera como el eslabón más débil

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, el pasado jueves tras su reunión con el sector del aceite de oliva y la aceituna.
El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, el pasado jueves tras su reunión con el sector del aceite de oliva y la aceituna. Europa Press

El Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha insistido este lunes en que el Gobierno se opone a la reducción de fondos agrícolas europeos en los próximos presupuestos comunitarios plurianuales y que presionará para que ese recorte sea el menor posible. Las declaraciones del ministro llegan el mismo día en que se ha conocido que las próximas cuentas de la UE para 2021-2027 supondrán recortes por encima del 10% en fondos estructurales y agrícolas, ante la salida del club comunitario de Reino Unido, la segunda mayor economía de la Unión.

"Nuestro objetivo, evidentemente, es que no haya reducción [de fondos]. Nuestra pretensión es mantener las cifras del periodo 2014-2020 en esta negociación, que va a ser difícil y eso ya lo sabíamos", ha declarado Planas esta mañana, tras su participación en la presentación del Observatorio Financiero del Consejo General de Economistas. Un tira y afloja en el que Ejecutivo tiene un enorme interés, ya que la Política Agrícola Común (PAC) constituye el 61% de todos los fondos comunitarios que percibe España, ha recordado el ministro.

En ese sentido, ha explicado que la propuesta de recorte emitida por la Comisión Europea en mayo de 2018 planteaba un recorte del 15% del segundo pilar de la PAC (el relativo al desarrollo rural) y del 3,5% del primer pilar (los pagos directos a las explotaciones) pero que, "gracias a la presión de España, la reducción del segundo pilar casi ha desaparecido, y ahora estamos discutiendo la
del 3,5% del primer pilar". Un trabajo de negociación que se suma a la declaración conjunta que España emitió junto Alemania y Francia el pasado noviembre para sentar las bases de una futura PAC más ambiciosa para responder a grandes retos como la competitividad y la inversión en I+d+i en el sector. 

Pese a reconocer que las negociaciones "no serán fáciles", Planas ha dicho que el Consejo Europeo del próximo 20 de febrero, el primero tras el Brexit, será el primer intento de cerrar el marco financiero plurianual. Respecto a la salida de Reino Unido de la UE, el ministro ha señalado que sus dos grandes preocupaciones para el sector son el acceso a las aguas para la pesca y la salvaguardia de las indicaciones geográficas protegidas en los mercados internacionales, ya que Londres "podría abandonar el acervo comunitario en esta materia". 

En total, se prevé que España reciba del próximo presupuesto comunitario para 2021-2027 cerca de 45.000 millones de euros que, sumados a los fondos provenientes de los Presupuestos Generales del Estado y de las comunidades autónomas, sumarían prácticamente 50.000 millones de euros, "una cifra muy significativa y con consecuencias muy importantes para la economía española", ha detallado el responsable de Agricultura. 

Transparencia en la fijación de precios

En plenas protestas del campo, que el ministro ha calificado como "legítimas", Planas ha defendido la necesidad de "dar una mayor transparencia" para saber cómo se fijan los precios en toda la cadena agroalimentaria, con el fin de apoyar "al sector más débil del eslabón", los pequeños agricultores familiares. "Estamos en una economía social de mercado y hace falta saber exactamente con qué márgenes funciona cada uno", ha sostenido el ministro. Para ello, el Ejecutivo tiene previsto revisar "muy pronto" la Ley de Cadena alimentaria de 2013 y analizar la cadena de valor de cada uno de los integrantes en el proceso: sector primario, industria y distribución. 

"Los agricultores protestan con justicia en muchos casos porque sus costes de producción se han disparado y eso hace que su producción no sea rentable", ha reconocido Planas, tras sostener que la pretensión del Gobierno es conseguir precios más elevados para los productores, para que el "tobogán de precios" pueda atenuarse. 

Mañana martes, Planas mantendrá una reunión con el Observatorio de Precios para centrarse en un primer momento en dos sectores, el del aceite de oliva y el de las frutas y hortalizas, "que son probablemente los dos sectores que atraviesan una situación más complicada".

Normas
Entra en El País para participar