Planas se reunirá con la distribución para buscar soluciones a la crisis del campo

Descarta que la subida del salario mínimo haya mermado la creación de empleo

Luis Planas
El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, anunció este martes que pondrá en marcha una batería de medidas para tratar de dar solución a los problemas del campo, cuyos productores vienen quejándose de los bajos precios que reciben frente a los altos costes que pagan los consumidores finales.

Cuestionado sobre el posible impacto del alza del salario mínimo interprofesional en la creación de empleo en el entorno agrario, Planas aseveró que “no es lógico sacar una correlación”.

“Yo veo una evolución más vinculada a la estacionalidad de los cultivos de muchos sectores”, dijo, explicando que “el salario mínimo es uno más de los factores que influencian los insumos del sector agrario”. “Teniendo en cuenta que son 800.000 empleados en sector primario, de los que 300.000 autónomos y 500.000 trabajadores por cuenta ajena, muchos de los cuales están sujetos a convenio y claramente están por encima del SMI”, mientras que “solo tenemos trabajadores intensivos en mano de obra en el aceite de oliva, viñedos y frutas y hortalizas” por lo que Planas descartó afectación.

En su lugar, el ministro estableció como objetivo acabar con los problemas reales del sector, que incluyen reunirse con la gran distribución como “parte de la solución del problema” del campo y convencido de que el sector “será sensible” a la situación de los agricultores y ganaderos.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Planas afirmó que es “muy importante que la distribución contribuya a valorizar el trabajo del primario desde un punto de vista económico pero también reputacional”. “Comprendo [que a los agricultores] les preocupe algunas campañas publicitarias [de la distribución] que vienen a decir que el futuro es la espiral de las rebajas”, en un momento en el que “no hay que permitir la pérdida de valor económico y de la reputación de los agricultores”, señaló el ministro, que tiene previsto reunirse el próximo jueves con representantes de Carrefour, recoge Efe.

Planas presentó ante el Consejo de Ministro un informe fruto de la reunión de este lunes con las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA, en el que se recogen las medidas que a su juicio hay que tomar ante la reducción de márgenes y la volatilidad de precios que vive el sector productor, que ha anunciado que mantendrá las movilizaciones.

Entre ellas, Planas mencionó su intención de incrementar la dotación pública de los seguros agrarios; estudiar la reforma de la ley del equilibro de la cadena alimentaria y convocar el Observatorio de la Ley de la Cadena para la próxima semana, con vistas al “examen pormenorizado” de los precios del aceite de oliva y de las frutas y hortalizas.

Planas indicó que el Gobierno está dispuesto a hacer junto a las comunidades autónomas todos los esfuerzos “para responder al fondo del problema”, que en su opinión también radica en “una dispersión de la oferta frente a la concentración de la distribución”. Las soluciones han de pasar por un “aumento de la dimensión” para ser más competitivos, dijo, y citó como ejemplo que no hay ninguna cooperativa española entre las primera 50 de la Unión Europea, pese a que España es “la huerta de Europa”.

En cuanto a la futura Política Agrícola Común (PAC), Planas recordó que se aproxima el momento final de su negociación y que el Gobierno mantendrá el mantenimiento de sus fondos como una “línea roja” dentro del presupuesto de la UE, también aún pendiente de aprobar.

Normas