Tesla está quitando funciones a los dueños de coches comprados de segunda mano

Tesla está quitando funciones a los dueños de coches comprados de segunda mano

La compañía tiene un punto de vista muy particular.

Llevamos mucho tiempo alabando la buena idea de Tesla de permitir que sus coches se actualicen cada poco tiempo con updates de software que llegan inalámbricamente y que no solo sirven para corregir errores, sino para introducir novedades como apps multimedia, unos kilómetros de velocidad extra, o una mejora en la gestión energética que les permite apurar unos cuantos kilómetros más de baterías.

Pero de lo que nadie se ha percatado es que una actualización de software, igual que te la ponen, es posible desinstalarla y devolver el vehículo al estado anterior a que, por ejemplo, se active la conducción autónoma. Algo que ha ocurrido en EE.UU. a un comprador de un Model S de segunda mano: adquirió su coche con la promesa de tener autopilot (más otras características) pero Tesla se lo ha quitado.

¿Por qué desactiva Tesla el autopilot?

La razón parece tan peregrina que abre un debate profundo sobre cuáles son los límites de control de una compañía sobre sus productos: ¿durante toda su vida útil o solo durante el primer dueño que tenga? La historia nos lleva hasta un concesionario que vende un Model S y en el anuncio enumera una serie de características del vehículo. Entre ellas está, por supuesto, el paquete de conducción autónoma.

Alec es el nuevo propietario, que recoge su coche y se lo lleva a casa pero cuando apenas pasan unos días, comprueba que muchas de esas características ya no están disponibles y no las puede utilizar. ¿Qué ha pasado? Pues que Tesla las ha desactivado. No están disponibles y la razón es muy sencilla: ese (nuevo) propietario no ha pagado por contar con esos packs de funciones extra.

Tesla sin autopilot de segunda mano.
Tesla sin autopilot de segunda mano.

Concretamente, la respuesta de la compañía al requerimiento del nuevo propietario fue que "Tesla ha identificado recientemente instancias de clientes que se configuraron incorrectamente para versiones de piloto automático que no pagaron". Por esa razón, decidieron realizar "una auditoría para corregir estas instancias. Su vehículo es uno de los vehículos que se configuró incorrectamente para piloto automático. Revisamos su historial de compras y, desafortunadamente, Full-Self Driving no era una característica que había pagado". Y a continuación, como colofón, le sugería a Alec que "Si todavía está interesado en tener esas características adicionales, podemos comenzar el proceso para comprar la actualización".

Tesla, sin duda, cruza una delicada línea porque convierte sus vehículos en coches que no pueden venderse al mejor precio posible y que los devalúa automáticamente desde el mismo instante en el que lo compramos. Algo que los de Elon Musk siempre han presumido que no ocurría y que visto cómo van a actuar... ¿merece la pena comprar un Model S o un Model 3 de segunda mano?

Normas