Las comunidades responden a Hacienda que suavizar su déficit no compensa la pérdida de IVA de 2017

Los consejeros del PP e incluso algunos del PSOE reclaman a Montero que abone igualmente los 2.500 millones del impuesto que no se pagaron en 2019

Juan Bravo, consejero de Hacienda de la Junta de Andalucia, conversa con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.
Juan Bravo, consejero de Hacienda de la Junta de Andalucia, conversa con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

La celebración del primer Consejo de Política Fiscal y Financiera que se convoca en el último año y medio ha servido para escenificar las tensiones de caja que enfrentan al Ministerio de Hacienda y al grueso de comunidades autónomas del país.

Pese a que el encuentro ha arrancado con la noticia de que el Gobierno central suaviza los objetivos de déficit de las regiones, postergando el objetivo de equilibrio presupuestario previsto para este año hasta 2022 y permitiendo un agujero fiscal del 0,2% este año y del 0,1% el próximo, el grueso de consejeros ha considerado la medida insuficiente.

Todos los consejeros del PP e incluso algunos de los del PSOE han anticipado a la prensa antes de entrar a la cita que aprovecharán la reunión para solicitar a la minsitra de Hacienda, María Jesús Montero, que les abone los 2.500 millones de euros del IVA de 2017 que no recibieron en 2019.

El monto quedó en el aire después de que el PP aprobara en 2017 el nuevo sistema de liquidación del impuesto, el Suministro Inmediato de Información (SII), y el Ejecutivo socialista trató de enmendar la situación en su plan presupuestario de 2019. Al ser tumbadas sus cuentas, sin embargo, Hacienda sostiene ahora que no es posible retomar el desembolso.

En su lugar, eso sí, Montero ha diseñado una nueva senda fiscal que suaviza los objetivos de déficit de las regiones en unos 2.400 millones de euros en 2020. La mayoría de consejeros autonómicos de Hacienda han aplaudido el gesto pero han considerado que ambas cuestiones son independientes y que el pago debe hacerse igualmente.

“La comunidad de Madrid no quiere más déficit, quiere los fondos que nos corresponden”, ha defendido el consejero madrileño, Javier Fernández-Lasquetty, que viene liderando al grupo de consejeros del PP que están dispuestos a acudir a los tribunales para reclamar el dinero si es necesario.

Pero Montero también ha recibido fuego amigo. “El déficit de 2020 no es una compensación de la cuestión del IVA de 2017 que se tenía que haber pagado en 2019”, ha sostenido la consejera de Hacienda balear, Rosario Sánchez Grau.

“Hay que agotar la vía política, pero consideramos que las comunidades autónomas tienen que ser compensadas por esta circunstancia y no descartamos otras vías”, ha advertido.

En esta misma línea se ha expresado el consejero de Castilla-La Mancha, Juan Alfonso Ruiz Molina, anticipando que su región está dispuesta a solicitar el dinero en los tribunales si el diálogo no lleva a Hacienda a hacer el pago.

Durante la reunión, en todo caso, la ministra de Hacienda y Portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha hecho otros ofrecimientos a las regiones con el objetivo de solventar el problema. En concreto, según fuentes conocedoras del desarrollo de la reunión, la ministra ha propuesto obviar el impacto del impago de IVA en el exceso de déficit registrado en 2019 así como poner en marcha una línea de crédito al 0% a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) para cubrir los pagos pendientes a proveedores.

Estimando que el déficit regional habría cerrado en el 0,5% en 2019, obviar el impacto del IVA dejaría el agujero fiscal en el 0,3% con lo que marcar el objetivo del 0,2% para 2020 implicaría un ajuste de solo una décima, unos 1.200 millones, para el conjunto de las regiones este año.

Normas