Banca

El escándalo del espionaje hace caer al CEO de Credit Suisse

Tidjane Thiam presenta la dimisión y será relevado por Thomas Gottstein

Tidjane Thiam, en la presentación de resultados de Credit Suisse en 2018.
Tidjane Thiam, en la presentación de resultados de Credit Suisse en 2018. REUTERS

El mediático caso del espionaje por parte del consejero delegado de Credit Suisse, Tidjane Thiam, a su ex empleado Iqbal Khan, uno de los mayores escándalos registrados recientemente en la banca suiza, ha terminado por costarle el puesto al ejecutivo. La entidad ha anunciado en un comunicado esta mañana que el consejo de administración ha aceptado la dimisión de Thiam, que será relevado por Thomas Gottstein, hasta ahora responsable de las operaciones en Suiza.

Iqbal Khan, un banquero estrella en el área de la gestión de patrimonios, abandonó Credit Suisse en julio del año pasado, y desde entonces, empezó a ser vigilado por espías a sueldo del banco, que sospechaba que pretendía robarle empleados en su futuro puesto en el competidor UBS. Poco antes de empezar a trabajar con el gran rival de Credit Suisse, Khan se enfrentó en la vía pública de Zúrich a sus vigilantes y aireó el escándalo.

La enemistad entre los dos competitivos banqueros estalló en la fiesta de Nochevieja de 2018, celebrada en la casa de Thiam en el exclusivo vecindario de Herrliberg. Según Bloomberg, Khan y Thiam, vecinos, discutieron por un la altura de unos setos, enfrentamiento que no estuvo lejos de llegar a las manos. Khan era el banquero mejor colocado para suceder al marfileño Thiam, y responsable de una de las áreas que mejores resultados obtenía.

Aunque inicialmente la investigación interna atribuyó el seguimiento al responsable de operaciones Pierre-Olivier Bouee, después se supo que el banco había encargado otros seguimientos, como el del anterior responsable de recursos humanos. Por su parte, el supervisor de los mercados helvético ha iniciado su propia investigación. 

Esta mañana Thiam ha vuelto a insistir en que no era consciente de estos seguimientos: "No tenía conocimiento de la observación de dos antiguos colegas. Indudablemente perturbó Credit Suisse y causó ansiedad y dolor. Lamento que esto haya sucedido y nunca debió haber tenido lugar". El consejo, mientras, ha reiterado su apoyo al presidente de la firma, Urs Rohner. "Ha dirigido el Consejo de Administración de manera encomiable durante este tiempo turbulento", apuntó en el comunicado el miembro de la junta Severin Schwan.

En el transcurso de una entrevista que ha concedido este viernes, Rohner reconoce un "deterioro en términos de confianza, reputación y credibilidad entre todos los actores con los que trata Credit Suisse". "El asunto se convirtió en algo realmente relevante, porque el daño ha impactado en Suiza, donde el 40% de los ingresos antes de impuestos tiene su origen", explica el presidente de la firma. 

Normas
Entra en El País para participar