El Payment Innovation Hub lanzará soluciones de pago por voz este año

La joint venture de Caixa Bank, Global Payment, Visa, Samsung y Arval promueve medios de pago para sectores como el turismo, la restauración o la movilidad

En 2019 lanzaron el pago por reconocimiento facial en pilotos con Rodilla, Nestlé y Viena

Manuel Orejas, director de marketing y business development de Arval; Silviana Churruca, CEO de Payment Innovation Hub; Mikel Cottrell, VP Product de Global Payments; David Alonso, director de negocios de empresas de Samsung España; Joan Morlà, director general de Payments de CaixaBank Payments & Consumer; y Eduardo Prieto, director comercial de Visa en España.
Manuel Orejas, director de marketing y business development de Arval; Silviana Churruca, CEO de Payment Innovation Hub; Mikel Cottrell, VP Product de Global Payments; David Alonso, director de negocios de empresas de Samsung España; Joan Morlà, director general de Payments de CaixaBank Payments & Consumer; y Eduardo Prieto, director comercial de Visa en España.

Se puede salir de casa sin dinero en efectivo, tarjetas ni móvil y, aun así, comprar un sándwich en Rodilla. En los pagos del futuro solo se necesitará llevar una cosa: a uno mismo. Así lo ha demostrado durante 2019 el Payment Innovation Hub, la joint venture de Caixa Bank, Global Payment, Visa, Samsung y Arval especializada en los medios de pago y soluciones para comercios. La empresa hizo realidad el pago por reconocimiento facial gracias a Face to Pay, la primera solución de pagos biométricos que ha llegado al cliente final en España con tres pilotos desarrollados en Barcelona de la mano de Rodilla, Nestlé y el restaurante Viena. En 2020 planea ir más allá y presentar soluciones de pago con voz.

Durante su segundo año de vida, el equipo de este espacio de innovación ha trabajado en 52 propuestas que se han transformado en 16 proyectos finalizados. Más de 500 usuarios probaron su gran éxito, Face to Pay, en alguno de los tres pilotos, y para Silvana Churruca, CEO de la compañía, hay una alta predisposición por parte de los usuarios españoles (sobre todo de los nativos digitales), ya que el 62% aseguró que lo usaría como método de pago. “Hemos conseguido que por primera vez una de nuestras soluciones se haya lanzado al entorno real para que sean los usuarios los que nos den su opinión y este año vamos a seguir trabajando para sacar todo el potencial a la biometría”, afirmó este miércoles en la celebración del segundo aniversario del Payment Innovation Hub.

En ese sentido, Churruca anunció que a lo largo de 2020 harán públicas sus colaboraciones para poner en marcha el testeo de sus nuevos pilotos basados en el pago por voz, en los que trabajan actualmente. Este tipo de soluciones, según Manuel Orejas, director de Marketing y Business Development de la empresa de renting de vehículos Arval, podría ser muy útil en el sector de la automoción. “No hay nada más incómodo que pagar desde el coche, deberíamos tenerlo habilitado para que el propio vehículo sea el medio de pago. Cada vez estamos más acostumbrados a dar comandos por voz dentro del coche, así que los pagos por voz pueden ser una gran solución”, defendió.

Piloto de 'Eat&Go'.
Piloto de 'Eat&Go'.

Otra de los proyectos, para cuya prueba piloto ya están manteniendo conversaciones con grandes compañías del sector, tiene que ver con la restauración. Eat&Go es una solución móvil para agilizar la experiencia del cliente en los restaurantes. Escaneando un código QR con la cámara del móvil, permite visualizar todos los elementos solicitados en el establecimiento para dividir el pago del importe total entre los diferentes comensales y de manera simultánea. Además, todos los dispositivos pueden conectarse a la vez y realizar el pago en cualquier momento.

Sin embargo, Churruca también confesó que los clientes todavía muestran reticencias a estos métodos. “Hay preocupaciones relacionadas con la privacidad y la seguridad”, comentó, “al implementar un nuevo método de pago necesitas aplicar un incentivo fuerte, sobre todo ahora que tenemos una buena experiencia con el contactless". Ese incentivo, además de permitir al consumidor ser despistado, es ahorrar tiempo y esfuerzo tanto a los que compran como a los que venden.

¿Es seguro el reconocimiento facial?

Desde la Comisión Europea se está trabajando para elaborar nuevas leyes que limiten el uso del reconocimiento facial. Esta ley pretende también ampliar la regulación de la Inteligencia artificial y el aprendizaje automático. En junio de 2019, el grupo de expertos de la UE en IA presentó un conjunto de recomendaciones y principios éticos para el uso de estas tecnologías, incluido el reconocimiento facial.

Con esta regulación se establecerá una específica protección para los datos relativos al reconocimiento facial, ampliando las existentes en el RGPD. Dentro de las modificaciones prevista estaría la opción de conocer cuándo se están utilizando esos datos. La aplicación de tecnologías de reconocimiento facial debe estar claramente justificada por la ley vigente, donde la base legal para dicha actividad debe ser el consentimiento del interesado.

En España no existe una legislación específica sobre reconocimiento facial. Al igual en el el resto de países de la UE, el RGPD proporciona un marco riguroso para estas prácticas. Aplicable a partir de mayo de 2018, el RGPD respalda el principio de un marco europeo armonizado, en particular la protección del derecho al olvido y el consentimiento a través de una clara acción afirmativa. 

Normas
Entra en El País para participar