Sundar Pichai ya da lecciones a Silicon Valley

Detallar las cifras de las divisiones de Alphabet es un ejemplo para rivales como Facebook

Sundar Pichai, CEO de Google y Alphabet, en el reciente foro de Davos.
Sundar Pichai, CEO de Google y Alphabet, en el reciente foro de Davos.

Sundar Pichai ya está dando lecciones a Silicon Valley. El nuevo jefe de la empresa matriz de Google, Alphabet, ha desglosado por primera vez los ingresos del cuarto trimestre para YouTube, la nube y otras unidades. El crecimiento general ha sido decepcionante, pero la transparencia ayudará a los accionistas a tomar mejores decisiones. También mete presión a rivales como Facebook para que hagan lo mismo.

Pichai ha marcado una gran diferencia en sus dos meses al frente de Alphabet. Bajo la dirección del cofundador Larry Page, que dejó el cargo de consejero delegado en diciembre, la empresa agrupaba los ingresos para sus mayores segmentos, como el buscador, YouTube y la nube, lo que dificultaba la evaluación de la empresa por parte de los inversores.

La ralentización del crecimiento de su negocio principal de publicidad en 2019, que el año pasado se situó en un porcentaje medio del 14% en comparación con el 20% del ejercicio anterior, hizo de la claridad una cuestión aún más apremiante.

Dar detalles no siempre significa buenas noticias. Alphabet tuvo 10.700 millones de dólares (9.700 millones de euros) de beneficio neto en el último trimestre, a partir de 46.100 millones (41.700 millones) de ingresos. Los analistas esperaban 46.900 millones (42.400 millones) de ingresos, según los datos de Refinitiv. El crecimiento de la línea superior se ralentizó en comparación con el mismo periodo del año anterior, y las acciones de la compañía bajaron casi un 4% después del cierre del mercado.

Aun así, al menos los inversores tienen de esta manera una idea más clara de cómo valorar la empresa. Los ingresos por búsquedas en Google aumentaron un 17% en el cuarto trimestre en comparación con el mismo período del año anterior, mientras que los anuncios de YouTube subieron más de un 30% y la nube creció casi un 53%. Alphabet también proporcionó desgloses anuales desde 2017 hasta 2019.

Otras empresas de tecnología siguen desdibujando sus resultados. Facebook, que reportó un aumento del 25% en sus ingresos la semana pasada, da su dato de usuarios a nivel “familiar”, según lo define. Después de WeWork, estas palabras tan emotivas ponen nerviosos a los inversores, pero lo más importante es que hacen difícil analizar el crecimiento de su plataforma homónima, Instagram y WhatsApp. En Microsoft, los inversores no saben nada de su unidad de la nube Azure.

Los inversores ya están en desventaja en Alphabet y Facebook debido a las acciones de voto múltiple de los fundadores. Ninguna de las dos compañías está obligada a proporcionar más transparencia, así que depende de la dirección ir en esa línea.

Si bien Pichai tendrá que infundir confianza en que puede acelerar el crecimiento y navegar a través de los desafíos regulatorios, sus primeros pasos como jefe de Alphabet dan a los accionistas motivos para el optimismo sobre que está abierto a una valoración más honesta.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías