¿Podremos seguir utilizando nuestra tarifa de móvil en Reino Unido tras el Brexit?

¿Podremos seguir utilizando nuestra tarifa de móvil en Reino Unido tras el Brexit?

¿Podremos seguir llamando sin coste desde Londres?

En la madrugada del pasado viernes al sábado Reino Unido abandonaba oficialmente la Unión Europea tras 47 años de pertenencia a un proyecto que sigue ilusionando a millones de habitantes de todo el continente. De todas formas, no seremos nosotros los que digamos si han hecho bien o no, por lo que solo vamos a preocuparnos de las consecuencias. ¿En qué nos va a afectar?

Si miramos a la parcela de los teléfonos móviles y la libertad que supone viajar por todos los países de la Unión disfrutando de nuestras tarifas de datos y voz sin temor a que la factura se infle a final de mes, hay que decir que las cosas no van a cambiar en un futuro próximo. Tanto es así que tras el 31 de enero se produce un periodo transitorio en el que las cosas se mantendrán como estaban.

Reino Unido y el Brexit.
Reino Unido y el Brexit.

En lo que al roaming se refiere, ese periodo se alargará hasta el 31 de diciembre de este mismo año, por lo que si vas a visitar Reino Unido en los próximos meses no tendrás que hacer nada: podrás usar tus minutos de llamadas de voz, y los gigas de tu tarifa plana para tener internet en el móvil como si te movieras por tu propia casa. Otra cuestión es lo que ocurrirá a partir del 1 de enero de 2021.

¿Qué futuro nos espera?

De momento no existe un marco decidido sobre qué ocurrirá con nuestras tarifas españolas para viajar a Reino Unido y utilizarlas una vez transcurrido ese periodo transitorio, pero sí que sabemos un elemento que puede ser determinante: las intenciones que tienen tanto el Gobierno británico como las autoridades europeas: que nada cambie.

A lo largo de este año, todos los implicados tendrán que negociar qué ocurre a partir de 2021, con las operadoras, el Gobierno de Reino Unido y los organismos europeos analizando cuál es el marco en el que se moverán las futuras relaciones. De todas formas, Telefónica, que tiene intereses en aquel país ya que es la propietaria de O2, ya ha dejado entrever que en sus reuniones con el ejecutivo británico les han trasladado que no existe la intención de que las cosas cambien, evitando recuperar el cobro de esos servicios de roaming que en el pasado eran un quebradero de cabeza cuando salíamos de España.

De todas formas, y a falta de un acuerdo oficial, lo más importante es que en estos once meses que quedan de 2020, podemos seguir viajando por Reino Unido sin esperar un encarecimiento de la factura. Lo que no es poco.

Normas