Días
Horas
Minutos
Segundos

El 98% de los españoles residentes en Reino Unido ya está regularizado

Quienes quieran irse a vivir allí podrán hacerlo libremente hasta el 31 de diciembre pero tendrán que registrarse como residente antes del 31 de junio de 2021

brexit españoles
Un hombre posa en la Grand Place de Bruselas al lado de un maniquí de la Guardia Real británica, ayer jueves, en la víspera de que hoy se celebre el Brexit. EFE

Reino Unido abandona esta medianoche la Unión Europea, pero a efectos prácticos, los españoles que allí residan no notarán ningún cambio al menos hasta el 1 de enero de 2021, plazo en el que, en principio, termina el periodo transitorio en el que ambos bloques tendrán que negociar la relación futura. De hecho, aunque se haya consumado el Brexit, todos aquellos que quieran irse a vivir y trabajar al país británico podrán hacerlo libremente hasta el 31 de diciembre de este año. 

Después de haber logrado una ruptura ordenada y con acuerdo, los ciudadanos comunitarios que residan en Reino Unido tendrán de plazo hasta el 31 de junio de 2021, esto es, todavía un año y medio, para regularizar su situación en el país, si bien se aconseja hacerlo cuanto antes ya que puede ser requerido en entrevistas de trabajo, señalan los expertos. Una gran mayoría ya ha adelantado la tramitación. Según fuentes del Gobierno, el 98% de los españoles que figuran inscritos en el consulado ya ha solicitado la regularización.

Quienes lleven más de cinco años seguidos viviendo en Reino Unido podrán pedir el estatus de asentado, lo que supone un permiso de residencia indefinido en el que sus derechos estarán garantizados sine die, a menos que se ausente más de cinco años consecutivos del país.

Los que no hayan cumplido los cinco años de residencia tendrán que pedir el estatuto de pre-asentado, o permiso temporal, que se convertirá en indefinido una vez se alcance el lustro, salvo que viva fuera dos años seguidos. Un cómputo al que deberán estar atentos los trabajadores desplazados, según avisa Iván Sáez, socio de Movilidad Internacional de EY.

En cuanto a la tributación, el convenio para evitar la doble imposición entre Reino Unido y España sigue vigente con el Brexit, indica la directora del área del Movilidad Internacional de KPMG, Antonia del Río. No obstante, todos los derechos relacionados con la atención sanitaria, las cotizaciones sociales, o el cómputo de periodos para la pensión, serán solo de aplicación hasta el 31 de diciembre, para después regirse por los futuros acuerdos entre ambos bloques.

Educación garantizada todo el 2020

Erasmus en pie. La salida acordada de Reino Unido de la UE ha permitido que los derechos de los estudiantes se sigan reconociendo durante todo este año, incluso de aquellos que comiencen el curso en septiembre de este año, sostienen fuentes del Ejecutivo, lo que igualmente incluye a los Erasmus.

Así lo afirman también desde la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (Crue): “Los estudiantes, los profesores, los investigadores, que se encuentren actualmente en un programa, por ejemplo, de movilidad no verán afectadas sus condiciones durante todo el año 2020”, sostiene Josep María Garrell, miembro del Comité Permanente de Crue y del Board de la Asociación Europea de Universidades (EUA) y rector de la Universitat Ramon Llull.

Una vez Reino Unido se convierta de facto en país tercero, ello implicará cambios en el marco de las colaboraciones conjuntas dentro de los programas promovidos y financiados por la UE, por lo que desde el Crue piden que la incertidumbre se acorte en la medida de lo posible.

Normas
Entra en El País para participar