Entretenimiento

Alejandro Sanz vendió su mansión de La Finca por 10 millones para tener liquidez

Llevó a cabo dos ventas de inmuebles para "atender a sus obligaciones corrientes de pago"

El cantante Alejandro Sanz.
El cantante Alejandro Sanz. Getty Images

El cantante Alejandro Sanz, a través de su sociedad Gazul Producciones, cerró la venta de dos viviendas situadas en Madrid por 10,8 millones de euros para mejorar su liquidez, como reflejan las cuentas de la sociedad de 2017 recién depositadas en el Registro Mercantil.

Ambas se reseñan como hechos posteriores al cierre. La primera vivienda, situada cerca Ifema, fue vendida en enero de 2018 por 800.000 euros, incluidas dos plazas de garaje.

La segunda fue en agosto de 2019. Se trata de una mansión situada en la exclusiva urbanización de La Finca, en Pozuelo de Alarcón, que vendió por un precio final de 10 millones. El comprador fue el jugador del Real Madrid Eden Hazard, según publicó la revista Semana.

Fragmento del informe de auditoría donde se da cuenta de la venta de los dos inmuebles.
Fragmento del informe de auditoría donde se da cuenta de la venta de los dos inmuebles.

El objetivo detrás de estas ventas era “una mejora de la liquidez” de la sociedad, como indican las cuentas. El auditor apunta en su informe que esos traspasos permitirán “atender a sus obligaciones corrientes de pago”. Ambas no tienen efecto en las cuentas de Gazul de 2017 al ser completadas después. Estas fueron ratificadas y firmadas este 7 de enero de 2020 con el informe de auditoría.

Como informó CincoDías este jueves, el auditor alertó de la “desaparición” sin “justificación” de 15 millones de euros del balance de Gazul de 2016. En concreto, 12,37 millones que figuraban como existencias y 3,29 como pérdidas de ejercicios anteriores que sí figuraban en ejercicios anteriroes.

En el balance de 2017, los administradores de Gazul hicieron caso de las recomendaciones del auditor, al reflejar unas reservas de 13,5 millones y unas pérdidas anteriores de 3,3 millones.
Sin embargo, la sociedad mostraba un fondo de maniobra negativo de 4,7 millones que debía incrementarse en 650.000 euros más según el auditor por una errónea clasificación de importes. Este sí firma las cuentas de 2017, a diferencia de las de 2016, aunque con salvedades. El motivo, la condena a Gazul y a Alejandro Sanz de pagar 5,4 millones a su antigua representante, Rosa Lagarrigue, que la sociedad no había provisionado.

También incide en una deuda de 4,2 millones con una sociedad vinculada radicada en Miami, Music On Wheel. “No hemos podido alcanzar evidencia suficiente sobre su adecuada clasificacion en el pasivo no corriente”, dice el auditor. Gazul cerró 2017 con unos ingresos de 4,8 millones y unas pérdidas de 35.000 euros.

Normas
Entra en El País para participar