Javier Sánchez-Prieto, nuevo presidente de Iberia

El director Comercial de Iberia, Marco Sansavini, presidirá la low cost catalana

Javier Sánchez-Prieto Iberia
Javier Sánchez-Prieto, nuevo presidente de Iberia.

Luis Gallego tiene ya formada la primera línea de acción en las aerolíneas de IAG. Quien será consejero delegado del holding a partir del 26 de marzo ha elegido a Javier Sánchez-Prieto como su sucesor en la presidencia de Iberia. Este último salta desde el puesto de primer ejecutivo de Vueling, a la que llegó en 2016 como sustituto de Alex Cruz, que se mantiene al frente de British Airways.

El otro nombramiento anunciado ayer fue el de Marco Sansavini como presidente y consejero delegado de Vueling. Los últimos siete años de su carrera han sido de alta tensión como director comercial de Iberia y hombre de la máxima confianza de Gallego. Con los tres presidentes citados y Fernando Candela pilotando Level, Gallego consolida un equijaviepo de primeras figuras que han crecido en el negocio codo a codo con él.

Los dos nuevos presidentes en las aerolíneas españolas de IAG despegarán a finales de marzo con fuertes desafíos. Javier Sánchez-Prieto ha de gestionar la esperada integración de Air Europa en IB Opco, matriz de Iberia, y debe mantener la paz social que reina en la aerolínea tras los fuertes ajustes que se iniciaron en 2014. Desde el punto de vista operativo, Iberia tiene la misión de preservar el liderazgo en el salto entre Europa y Latinoamérica, al tiempo que abre nuevos mercados hacia África y, si resulta rentable, Asia. Su reto económico es defender el rendimiento por asiento en un contexto de combustible volátil y guerra de precios.

Con el respiro del Brexit pactado, Iberia tiene garantizado un año de tranquilidad en el que ha de blindar su ADN español para asegurar su certificado de vuelo. Adaptarse al nuevo entorno de negocio que genera la competencia de un transporte de pasajeros en ferrocarril liberalizado será otra de las tareas del presidente de Iberia.

Javier Sánchez-Prieto arrancó en Air Nostrum su carrera en el sector. Dirigió el área financiera de Iberia Express, durante la presidencia de Luis Gallego en la low cost, y pasó con este a Iberia con la responsabilidad de revertir la mala situación económica de la compañía y revolucionar el área de Planificación Estratégica. Ya en Vueling, desde 2016, ha tenido que bregar con situaciones duras cada uno de los veranos en el aeropuerto de Barcelona-El Prat. Allí se encontró con un caos operativo inicial que se achacó a la propia compañía. Posteriormente Vueling chocó con una huelga del personal de seguridad y, por último, han sido los paros del control aéreo francés los que han puesto a prueba a la low cost catalana.

Dos ejecutivos forjados en la industria

Javier Sánchez Prieto es licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid e ingeniero técnico Aeronáutico por la Universidad Politécnica de Madrid. En el sector aéreo cuentas con experiencia en los segmentos Premium y low cost. Sus colaboradores más cercanos hablan de un hombre de la máxima implicación (llegó a atender personalmente a los viajeros en el aeropuerto de El Prat durante las crisis de pasados veranos). Otra de sus valías es el conocimiento de las tripas del negocio. Sánchez-Prieto es capaz de identificar, prácticamente, hasta la última pieza de un avión.
Solvencia. Por su parte, Marco Sansavini es licenciado en Económicas y máster IMD en Lausanne. Antes de liderar la estrategia comercial de Iberia desde 2013, fue director de estrategia y vicepresidente de Ventas de Alitalia, y ocupó la dirección comercial de Air France-KLM para Europa y norte de África, además de la vicepresidencia de negocio. En Sansavini conviven un fuerte conocimiento del tablero de juego en que se ha convertido el sector aéreo. Ha demostrado mucha solvencia en el campo del márketing y en la estrategia comercial.

El nombre de Marco Sansavini estaba en todas las quinielas para ocupar un alto cargo en el holding IAG. Su intervención en Iberia ha sido clave en la reconversión operativa y cambio de imagen de la aerolínea que ha presidido Luis Gallego.

Además de la experiencia acumulada en España, Sansavini ocupó puestos de responsabilidad en Alitalia y Air France-KLM. Su gran oportunidad llega ahora como primer ejecutivo de una de las mayores low cost europea. Su nombramiento no es casual, además de gozar de la confianza de Luis Gallego, este economista conoce cada palmo del mercado francés e italiano, justo en los que tiene Vueling sus bases extranjeras, en las que está costando el despegue.

La compañía compite en los vuelos punto a punto en Europa con gigantes como Easyjet, Ryanair y Eurowings. En el mercado se especula con el plan de una posible integración con Level, marca de IAG para el largo radio de bajo coste, en un ejercicio de racionalización de firmas. Pero no sería a corto plazo. Otro de los desafíos para Sansavini será relanzar una marca con fuerte desgaste por los citados conflictos.


Normas
Entra en El País para participar