Tecnología

Apple se muestra poderosa y ya vale más que todo el PIB español

La compañía, que cierra un trimestre récord y avanza otro bueno, vale en Bolsa 1,305 billones de euros. El PIB español suma 1,25 billones

Apple se muestra poderosa y ya
vale más que todo el PIB español

Apple sigue sorprendiendo con sus mareantes cifras, y este miércoles la compañía valía más que todo el PIB español. Tras subir hoy en bolsa más de un 3%, la firma tenía un valor de 1,44 billones de dólares (1,305 billones de euros) frente a un PIB de España de 1,25 billones de euros. ¿Qué ha llevado al gigante tecnológico a alcanzar este hito?

La multinacional ha logrado cerrar en diciembre el primer trimestre de su año fiscal 2020 con unos resultados récord, pese a haber sumado varios trimestres preocupantes. Así, obtuvo unos ingresos de 91.800 millones de dólares (un 9% más frente al mismo trimestre del año anterior), lo que supone que ingresó prácticamente 1.000 millones al día. También sus beneficios netos fueron de 22.200 millones de dólares, un 11% más, y sus ganancias por acción aún mejores, subieron un 19% hasta 4,99 dólares.

Las cifras, que justifican el precio de su acción, que se ha más que duplicado en el último año, se explican por el tirón de los iPhones y de sus wearables (sobre todo sus AirPods y Apple Watch) y por la expansión de su negocio de servicios, que creció un 17% y le reportó unos ingresos de 12.720 millones, una cifra algo inferior a los 12.980 millones esperados por el mercado. También ha contribuido a ello su crecimiento en China, un mercado que supone más del 20% del total de los ingresos de la compañía. Sus ingresos se elevaron un 3% en este país.

Aunque Apple no da ya información sobre el número de iPhones vendidos, algunos analistas aseguran que ha despachado entre 75 y 76 millones de unidades. Los ingresos por el iPhone sumaron 55.960 millones, demostrando que la tecnológica ha acertado con su política de producto en torno a su icónico móvil, cuyas ventas se dispararon casi un 8%. Por un lado, modelos como los nuevos iPhone 11 con cámaras de tres lentes, que le han permitido subir los ingresos medio por cliente y, por otro, equipos más económicos, como el iPhone 11 básico y el iPhone XR, que le han abierto la puerta a nuevos compradores.

Lo que sí desveló Apple este martes es que ya tiene 1.500 millones de dispositivos activos en todo el mundo, 100 millones más que hace un año, lo que la lleva a adelantar a Microsoft. Una muestra, dijo la empresa, “de la lealtad de sus clientes”. Sus ingresos de wearables crecieron un 37% hasta 10.000 millones.

Pero más allá de lo acontecido este trimestre, Apple avanzó una estimación de ingresos para este trimestre que sitúa entre los 63.000 y los 67.000 millones de dólares, un 4,3% por encima de las previsiones realizadas por el mercado. El pronóstico tan positivo, y que disparó un 3% sus acciones en las negociaciones fuera de mercado, podría interpretarse como que la compañía se ve inmune la incertidumbre provocada por el virus de Wuhan, que según analistas del mercado amenaza su cadena de producción, pero nada más lejos de la realidad.

El responsable financiero de Apple, Luca Maestri, aclaró que “el impacto potencial” de los efectos del coronavirus es la razón que hay detrás del rango “tan amplio” que han marcado en sus previsiones para el trimestre, y reveló que tienen proveedores en las áreas de Wuhan que están siendo aislados. La compañía se mostró fuerte, no obstante, porque señaló que tienen planes para mitigar esos efectos y obtener los componentes de otros lugares si es preciso.

Apple volvió a demostrar este martes su posición privilegiada para generar valor combinando dispositivos y servicios, pero tras el tirón de su acciones hay otra razón: los analistas esperan un nuevo ciclo de crecimiento de la compañía ligado al lanzamiento de su primer iPhone 5G, previsto para septiembre.

Al menos 15 casas de Bolsa han elevado este miércoles el precio objetivo de las acciones de Apple, con DA Davidson estableciendo el precio más optimista de 385 dólares, muy por encima del precio objetivo promedio actual de 325 dólares.

“Este optimismo extremo viene impulsado por la esperanza de que el negocio del iPhone de Apple siga siendo robusto y reciba otro impulso cuando lance sus modelos 5G”, señala Haris Anwar. Este analista de Investing.com coincide con otros expertos en que dicho lanzamiento provocará un aumento importante en el número de usuarios que actualicen sus iPhones antiguos por otros modelos nuevos 5G.

Frente a ellos, otros analistas como Jeffrey Kvaal de Nomura Instinet, creen que el argumento del “superciclo” es exagerado. Y es que al final, todo dependerá del despliegue de redes 5G por parte de los operadores, de la utilidad incremental que vea el consumidor en los nuevos terminales (faltan aplicaciones 5G que den ese plus) y de la competencia de otras marcas como Samsung, Huawei o Xiaomi.

También reforzar la creencia de que Apple está logrando reducir su dependencia del negocio de hardware, más cíclico, y va camino de convertirse en una empresa de servicios parece estar animando a los inversores. Aunque las últimas cuentas muestran la fuerza del iPhone (en el último trimestre representaron el 61% de sus ingresos totales, frente al 48% de julio) y los analistas dicen que está aquí para quedarse.

Normas
Entra en El País para participar