La OMS eleva de “moderado” a “alto” el nivel de riesgo global por el coronavirus

El organismo ha acordado con China el envío de expertos internacionales para comprender mejor el comportamiento de la enfermedad

Un hombre con una máscara protectora en una zona de compras de Pekín, que en la festividad de Año Nuevo chino suele estar abarrotada. rn
Un hombre con una máscara protectora en una zona de compras de Pekín, que en la festividad de Año Nuevo chino suele estar abarrotada. Getty Images

La Organización Mundial de la Salud (OMS) varió el pasado domingo su evaluación del riesgo del coronavirus en el mundo: pasa de riesgo moderado a alto y mantiene el riesgo muy alto en China y en el ámbito regional. El presidente de la organización se ha reunido este martes con el presidente chino, Xi Jinping, y las partes acordaron el envío de expertos internacionales a China. Así, pretenden comprender "lo antes posible" cómo actúa el brote y mejorar la respuesta sanitaria. Al mismo tiempo, concluyeron que el número de casos confirmados resulta "profundamente preocupante". 

El último informe estima que el período de incubación del virus varía de 2 a 10 días. La organización advierte de que "comprender el momento en que los pacientes infectados pueden transmitir el virus a otros resulta crítico para los esfuerzos de control". Por otro lado, la OMS está monitoreando continuamente los desarrollos y convocará el comité de emergencia si lo considera necesario. La organización asegura este miércoles en una nota de prensa que "alrededor del 20% de los infectados experimentan enfermedades severas". 

La OMS ha publicado siete informes de situación desde el comienzo de la crisis (el último el lunes). Desde el tercero, el 23 de enero, estableció una evaluación de riesgos. En su sexto informe, publicado en la noche del domingo al lunes, la OMS corrigió su análisis, asegurando que su “evaluación de riesgos no había cambiado: muy alto en China, elevado en la región y elevado a nivel mundial”. Un portavoz de la organización declaró a AFP que "fue un error de formulación en los informes del 23,24 y 25 de enero y lo hemos corregido".  

Esta corrección no cambia el hecho de que la OMS no considera que la epidemia sea una “emergencia de salud pública de interés internacional”. Hasta ahora, la OMS ha utilizado este término solo en casos raros de epidemias que requieren una respuesta global vigorosa, incluida la gripe porcina H1N1 en 2009, el virus Zika en 2016 y la fiebre del Ébola, que devastó parte de África occidental de 2014 a 2016 y la República Democrática del Congo desde 2018.

Asimismo, mantiene como objetivos estratégicos para la respuesta limitar la transmisión de persona a persona, incluida la reducción de infecciones secundarias entre contactos cercanos y trabajadores de la salud, previniendo eventos que amplifiquen la transmisión. 

También considera clave identificar, aislar y atender a los pacientes temprano, lo que incluye brindar atención optimizada a los infectados; identificar y reducir la transmisión desde la fuente animal; abordar incógnitas cruciales y sobre la gravedad clínica, el grado de transmisión e infección, el tratamiento y acelerar el desarrollo de diagnósticos, terapias y vacunas.   

Normas
Entra en El País para participar