Las gestoras deberán detallar todos sus costes antes del 31 de marzo

La CNMV avisa al sector de que no pueden demorar el envío de su informe anual de gastos

Sebastián Albella, presidente de la CNMV
Sebastián Albella, presidente de la CNMV

Las gestoras de fondos no podrán remolonear con su strep-tease de gastos. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) acaba de emitir un documento en el que se exige al sector que envíe a sus clientes, antes de que acabe el primer trimestre, el informe anual de gastos que soportan los fondos de inversión.

El origen de esta exigencia es la directiva europea sobre productos financieros (conocida como Mifid II, y que entró en vigor el año pasado). Esta normativa quiere aumentar la transparencia en los fondos de inversión y evitar los conflictos de interés en su comercialización. Una de las iniciativas para conseguirlo era exigir a las gestoras de fondos que explicasen, con todo detalle, todos los gastos que abonan los inversores en fondos. 

El año pasado, ya estaba vigente esta exigencia. De hecho, la CNMV pidió a las gestoras de fondos que enviaran "cuanto antes" este informe de gastos. Algunas gestoras y agencias de valores lo hicieron, pero la mayor parte del sector fue posponiendo el envío hasta después del verano.

Hoy, la CNMV ha publicado una actualización de un documento interno con "Preguntas y Respuestas sobre Mifid II". Una de las respuestas se dedica especialmente al informe anual de gastos. El supervisor de los mercados explica que "esa información debería facilitarse a los clientes no más tarde del 31 de marzo siguiente al cierre de cada año natural objeto de reporte".

Para las gestoras de fondos, enviar el informe anual de gastos es un mal trago porque deben explicar el términos absolutos, cuánto dinero está pagando el cliente. Hasta ahora, las gestoras se limitaban a explicar cuál era la comisión anual (del 1%, del 1,5% o del 2%). Esta se carga directamente sobre el patrimonio del fondo, por lo que el cliente no era consciente de estar pagando nada.

En cambio, ahora debe calcularse cuánto dinero ha supuesto en términos absolutos. Si el particular tiene 89.000 euros y le cobran el 1,8%, está abonando a la gestora 1.602 euros para que administren sus inversiones.

El detalle de costes es amplio. Se incluyen costes del producto y del servicio. Además, hay que detallar por tipologías:

  • Costes puntuales (de entrada y salida como, por ejemplo, las comisiones por reembolso anticipado).
  • Costes recurrentes o continuos (como las comisiones de gestión de los fondos).
  • Costes correspondientes a las operaciones (como las comisiones de los intermediarios).
  • Costes incidentales (como las comisiones sobre rendimiento).

La CNMV ha explicado que también deben incluirse en la cifra de costes totales los cánones y corretajes de terceros, así como los costes de operaciones societarias – como el cobro de dividendos o cupones-, o los costes implícitos en el cambio de divisas. 

Las gestoras y asesores también deben informar de todos aquellos costes y gastos conexos que soporten los fondos y que no se hayan incluido en el documento de datos fundamentales como los costes de transacción del fondo así como de los costes y gastos correspondientes a la prestación de servicios de inversión en relación con la institución de inversión colectiva.

Normas
Entra en El País para participar