Una decena de aerolíneas y el futuro de Boeing, pendientes del nuevo 777X

Emirates, Qatar, British Airways o Lufthansa esperan el nuevo aparato a partir de 2021 para renovar sus flotas

El B777X durante la prueba del pasado domingo en el Estado de Washington.
El B777X durante la prueba del pasado domingo en el Estado de Washington.

La tabla de salvación en que se ha convertido el nuevo modelo de Boeing, B777X, tiene pendiente a todo el sector aéreo. El próximo rival del A350 de Airbus cubrió sin incidencias el domingo su primer vuelo de pruebas, y su fabricante espera entregar las primeras unidades en 2021. Desde el anuncio del programa 777X, Boeing ha sumado 340 pedidos, y espera tomar mayor altura antes del estreno del que denomina el mayor y más eficiente avión comercial de dos motores.

“Los incidentes con el B737 MAX han motivado un alto grado de cautela entre los reguladores. En British Airways estamos pendientes de cómo será el proceso de certificaciones del futuro B777-900. Creemos que la crisis de Boeing cambiará todo lo que rodea a la fabricación y certificación de aviones en todo el mundo”, declaró la semana pasada Alex Cruz, presidente de British Airways, durante su intervención en un foro turístico en Madrid.

El fabricante tiene 340 pedidos del 777X, casi la mitad proceden de Emirates

Su compañía tiene pedidas 16 unidades y en estas afirmaciones, Cruz dejaba entrever que la renovación de flotas en el sector aéreo podría ralentizarse ante un incremento en los controles y exigencias a la industria aeronáutica.

La paralización del programa de ventas del 737MAX, desde el pasado mes de marzo, y la incertidumbre que pesa sobre su recuperación, tienen sumida a Boeing en una crisis histórica. Una decena de aerolíneas, entre las que se encuentran algunas de las mayores de Europa y Oriente Medio, cruzan ahora los dedos con el 777X. Emirates tiene comprometidos 150 aparatos y será la primera en recibirlo, con un año de retraso; Qatar Airways pidió 60, y Etihad, otros 25, entre los principales compradores de este último modelo. Otras compañías que confiaron en esta evolución del minijumbo 777 y del 787 Dreamliner fueron la citada British Airways, Lufthansa, ANA, Cathay Pacific Airways y Singapore Airlines.

La batalla por el segmento más caro

Si la cifra de 340 pedidos para el 777X puede considerarse poco brillante hasta el momento, Boeing asegura que la familia 777X ha vendido, desde su lanzamiento comercial en 2013, casi dos aviones por cada avión de las mismas características colocado por la competencia. Su reclamo, un consumo un 10% inferior en combustible.

El segmento de los aviones de largo radio y alta capacidad se vio afectado en primer lugar por la particular crisis de los países de Oriente en un contexto de petróleo barato y, posteriormente, por una batalla de precios entre aerolíneas que se ha llevado por delante no pocas referencias de calado, como Air Berlin y Alitalia. Otros, como Norwegian y Lufthansa, han levantado el pie del acelerador.

El programa 777X incluye dos modelos, el 777-8 de 384 pasajeros (69,8 metros de longitud) y el 777-9 de 426 viajeros 876,7 metros). Con motor GE9x de General Electric Aviation, el alcance del primero es de 16.170 kilómetros y el segundo volará a una distancia máxima de 13.500 kilómetros. Antes del primer despegue de este domingo, el aparato ha tenido que superar problemas de desgaste acelerado detectados en los motores o una prueba adversa de carga y presión que puso en duda la robustez del fuselaje.

Además de estos contratiempos, y de la sombra que pesa actualmente sobre Boeing, el nuevo 777X afronta dificultades comerciales por las tensiones comerciales entre EE UU y mercados potenciales como China, Rusia e Irán. Su nicho de mercado natural, en pugna con el citado A350 de Airbus, es el de la renovación de flotas basadas en B777, 747 y 787, además de intentar convencer a quienes han renunciado al A380 por su precio.

El 777-9 tiene un precio de 410 millones de dólares en el catálogo de Boeing, por los 442 millones de dólares que cuesta el A380. “Nuestro equipo en Boeing ha tomado el avión de doble pasillo más exitoso de todos los tiempos y lo ha hecho aún más eficiente, más capaz y más cómodo”, señaló Stan Deal, presidente de Boeing Commercial Airplanes.

Normas
Entra en El País para participar