Aedaf alerta de consultas para deslocalizar patrimonios por el temor a un alza de impuestos

Denuncia la parcialidad de los tribunales de Hacienda que ilustra con un fallo del TEA de Valencia, ha tumbado el recurso contra una multa del fisco por su prontitud

Stella Raventós, presidenta de Aedaf.
Stella Raventós, presidenta de Aedaf.

La Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf) pide al nuevo Gobierno que sea prudente con la subida de impuestos que planea, alertando de que ya está provocando la deslocalización de patrimonios temerosos del alza fiscal, y le pide regular en pos de la protección del contribuyente. Empezando por desligar del Ministerio de Hacienda los tribunales económico–administrativos, primera instancia obligada de los litigios con el fisco cuya independencia acaba de ser puesta en cuestión por el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE). La asociación de asesores fiscales pone como ejemplo de su parcialidad un reciente fallo en el que se inadmite el recurso de un ciudadano contra una multa del fisco por haber sido presentado demasiado pronto.

La resolución, que acaba de ser comunicada por el Tribunal Económico-Administrativo de la Comunidad Valenciana, versa sobre el recurso presentado por un ciudadano contra la resolución del fisco, que le reclamó 2.422 euros por una multa y la corrección de su liquidación del IRPF de 2013. El contribuyente recibió el comunicado de la sanción el 9 de marzo de 2016, interponiendo el recurso ese mismo día.

El Tribunal recuerda, sin embargo, que la Ley General Tributaria da a los ciudadanos la posibilidad de recurrir “en el plazo de un mes a contar desde el día siguiente al de la notificación” de la multa. “Dado que el interesado ha formulado sus reclamaciones el propio día de la notificación, debe declararse la inadmisibilidad de las mismas”, reza la decisión del TEA valenciano, que considera que el recurso fue “presentado fuera de plazo” por su prontitud.

“Teniendo en cuenta que los plazos se determinan por la ley para agotar las vías de recursos, no se entiende que presentada una reclamación antes de agotar dicho plazo (¡en este caso el mismo día de recibir la notificación!) la reclamación sea inadmitida y encima tres años y medio después”, critican desde Aedaf. “Siendo este un caso extremo, y quizás aislado, lo que denunciamos es la existencia de una erosión paulatina de los derechos y garantías de los contribuyentes en nuestro país”, añaden, recordando que el TJUE acaba de negarse a aceptar las cuestiones presentadas por el Tribunal Económico-Administrativo Central (TEAC) al no considerarlo un tribunal independiente dada su subordinación directa del Ministerio de Hacienda.

La denuncia llega en un momento en que la nueva presidenta de Aedaf, Stella Raventós, reclamó el viernes al flamante Gobierno de PSOE y Unidas Podemos que desarrolle una ley de defensa del contribuyente, y colaboren con los asesores fiscales para desjudicializar las inspecciones del fisco. “Los asesores fiscales no somos sinónimo de fraude”, remarcó Raventós, recordando que, a su vez, “la inspección no tiene por misión recaudar, eso lo hace el tributo, sino revisar que se paga lo debido”. En este sentido, en una reunión con prensa, Raventós reclamó que se desliguen los salarios de los inspectores del volumen de fraude que denuncian, para desincentivar que abran supuestas causas que luego acaban tumbando los tribunales independientes en la vía judicial.

En paralelo, Raventós aseguró que en los últimos tiempos han aumentado las consultas a Aedaf por parte de patrimonios y empresarios sobre traslados a Portugal y Reino Unido como fórmula para sortear la subida de impuestos anunciada y pidió mesura al Ejecutivo.

En su opinión, lo que realmente elevaría la recaudación sería perseguir la economía sumergida y mejorar la colaboración con quienes sí declaran sus bienes y ya pagan impuestos.

Normas