Adif busca socios privados para abrir 'ferrolineras' de recarga eléctrica en carreteras y ciudades

Planea entrar con sus postes en las tradicionales estaciones de servicio

Adif Pulsar para ampliar el gráfico

El nuevo Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) pretende dar impulso al vehículo eléctrico utilizando como punta de lanza a Adif y su capacidad para implantar una gran red de puntos de recarga.

La compañía que preside Isabel Pardo de Vera ha esbozado un plan de negocio que está presentando a petroleras, eléctricas, fabricantes de coches y fondos de inversión, entre otros agentes. Se tratar de llevar a cabo el proyecto tanto en el entorno de las estaciones de tren como en carreteras, según confirmó ayer la primera ejecutiva de Adif en el marco de la presentación, en Fitur, de futuros servicios.

Negocia distintos planos de colaboración con fondos, petroleras, eléctricas y fabricantes de coches, entre otros agentes

Abierto también a la colaboración con Administraciones locales y autonómicas, Adif derivará parte de la energía que corre por sus catenarias a este tipo de uso, cuyo volumen de consumo sería mínimo. La empresa, inmersa en un plan para ahorrar un 10% de su factura eléctrica anual, cuenta además con tecnología que recupera la energía de frenado de los trenes para devolverla a su red (es la energía que sería utilizada para las ferrolineras) y ha patentado un prototipo de recarga rápida (25 minutos) para el coche eléctrico.

El objetivo ahora es minimizar los costes de implantación, contemplándose la entrada en estaciones de servicio de todo el país próximas a líneas ferroviarias; se busca simplificar en lo posible la tramitación de permisos, y un apoyo financiero que facilitaría la instalación masiva. El plan se basa en superponer las posibilidades que ofrecen las dos grandes redes de transporte terrestre, viaria y ferroviaria, para facilitar una verdadera capilaridad a la movilidad sostenible.

Todo por hacer

Seat ha cifrado en 800.000 los puntos de recarga necesarios en el país para cumplir con los objetivos de reducción de emisiones hasta 2040. España cuenta con 11.600 gasolineras, por lo que el esfuerzo de firmas como Adif deberá ir más lejos.

El administrador de la red, explicó ayer Pardo de Vera, maneja una decena de alternativas para el desarrollo del plan de ferrolineras. De la opción elegida dependerá el esfuerzo inversor, pero lo que sí tiene claro Adif es que se simultanearán primeras experiencias en el entorno de las estaciones, esencialmente en los aparcamientos, y en la red de carreteras. La empresa mantiene conversaciones con Saba, gestor de sus parkings hasta 2023, en busca de llenar estas instalaciones de postes con enchufes.

Proyecto piloto de ferrolinera en un aparcamiento de Adif.
Proyecto piloto de ferrolinera en un aparcamiento de Adif.

El desarrollo del prototipo de punto de recarga, ideado y patentado por el departamento de I+D de Adif, ha sido confiado a Citrac, mientras que Comsa trabaja en la instalación de proyectos piloto. La implantación de cada punto parte de un presupuesto de 200.000 euros, que se intentará rebajar con el despliegue masivo.

Adif tiene ya localizadas 1.500 localizaciones posibles en sus propias dependencias, que podrían multiplicarse a través de alianzas con socios privados. Esta última selección precisará, a buen seguro, concursos públicos.

Normas
Entra en El País para participar