Banco de España

La demanda de crédito hipotecario cae un 22%, el mayor descenso desde 2013

El recorte registrado en el último trimestre de 2019 se suma a la caída del 17% del trimestre anterior

La demanda de crédito hipotecario cae un 22%, el mayor descenso desde 2013

La demanda de crédito por parte de los hogares para adquirir una vivienda se redujo notablemente en el último trimestre de 2019: descendió un 22,2%, lo que supone la mayor caída desde 2013, y la segunda consecutiva después de que en el tercer trimestre del año pasado ya se recortara un 16,7% y se estancara en el segundo (0%). Los datos proceden de la Encuesta sobre Préstamos Bancarios, publicada este martes por el Banco de España y elaborada a partir de las respuestas de diez bancos que representan cerca del 80% del sistema financiero español.

Entre las principales causas de este notable descenso figuran, en primer lugar, la caída de la confianza de los consumidores, seguida por el auge de precios y el empeoramiento de las perspectivas sobre el mercado inmobiliario y, en menor medida, por el uso de otras fuentes de financiación externa y el ahorro, así como por los cambios regulatorios y fiscales del mercado.

Los datos reflejan que la demanda de crédito hipotecario en España está siguiendo una tendencia inversa a la del resto de la eurozona. Según la encuesta trimestral de préstamos del Banco Central Europeo (BCE) a 144 entidades publicada también este martes, la demanda de fondos para adquirir una vivienda entre octubre y diciembre de 2019 repuntó un 25%, tras el aumento del 15% registrado entre julio y septiembre. Unos incrementos que se dieron especialmente en Francia, Italia y Alemania, gracias a los bajos tipos de interés y a la confianza de los consumidores, según sostiene el BCE.

No obstante, en lo que se refiere únicamente a las empresas de la eurozona, la demanda de crédito cayó por primera vez en seis años, y lo hizo con un descenso del 8%, debido, según el BCE, a la menor necesidad de inversión fija y al aumento de la disponibilidad de fuentes alternativas de financiación. Ello a pesar de que el BCE volviera en septiembre pasado a bajar los tipos de interés hasta mínimos históricos. Para el primer trimestre de 2020, la encuesta prevé que la demanda de crédito de las empresas, tanto de aquellas grandes como de las pymes, caiga otro 9%.

España destaca, con todo, como la única gran economía de la zona euro donde la demanda global de crédito –tanto de empresas como de hogares– se redujo. Y lo hizo, además, por sexto trimestre consecutivo, debido especialmente al descenso del crédito hipotecario, al tiempo que los bancos endurecían sus criterios de concesión por el deterioro de las expectativas económicas.

Normas