Baker McKenzie augura un aumento de las investigaciones penales contra empresas

La firma alerta de que en España hay "partidos populistas" que defienden nacionalizaciones

El expresidente del BBVA, Francisco González (a la izquierda), entrnado a la Audiencia Nacional junto a Jesús Santos, de Baker McKenzie.
El expresidente del BBVA, Francisco González (a la izquierda), entrnado a la Audiencia Nacional junto a Jesús Santos, de Baker McKenzie.

Son un fenómeno relativamente reciente, pero todo indica que irán a más. Baker McKenzie augura que, a lo largo de 2020, las investigaciones penales contra las empresas serán uno de los grandes protagonistas en materia de litigios. “El riesgo de verse sometido a una investigación, ser juzgado o tener que alcanzar un DPA (acuerdos con la fiscalía para evitar ir a juicio, propios de las jurisdicciones anglosajonas) está aumentando”, subraya la firma en su informe The year ahead, que enumera las diez principales tendencias en procesal y arbitraje de este año.

A pesar de ser un instrumento empleado desde hace años en Estados Unidos, el resto de países lo han ido integrando y aplicando gradualmente en sus propios sistemas. En España, de hecho, la responsabilidad penal de las empresas se incorporó en el Código Penal en 2010 y se perfeccionó en 2015. Sin embargo, no ha sido hasta estos últimos años, con casos como el del Banco Popular o el del BBVA, cuando el modelo empieza a dar signos de consolidación.

En este punto, asimismo, el bufete destaca que se está produciendo un aumento de la cooperación transfronteriza en la persecución de las irregularidades corporativas.

La segunda gran tendencia que detecta Baker McKenzie es la extensión de la financiación de litigios, un recurso “aún no completamente establecido”, pero que “ha venido para quedarse”. Como señala el informe, en ese proceso resultan muy útiles las legislaciones de algunos países, que ya permiten y facilitan el acceso a este instrumento, así como su incipiente aceptación en el mundo del arbitraje.

Populismo

De entre el resto de tendencias que detecta el bufete, sobresale el riesgo político que aprecia en algunos Estados, entre ellos, España. “Partidos políticos populistas están haciendo campaña a favor de las nacionalizaciones en lugares como España o Hungría”, alerta la firma, aunque sin mencionar expresamente a Podemos u otros partidos.

Como explica el documento, estos peligros no se dan solo ya en países en vías de desarrollo. Según indica, algunas encuestas en el Reino Unido ponen de manifiesto un creciente apoyo ciudadano a la recuperación por el Estado de algunos servicios públicos.

Normas
Entra en El País para participar