Banca

La emisión de bonos subordinados de Ibercaja de 500 millones de euros se coloca con sobredemanda

La entidad cree que es una “prueba del apetito” del mercado por su proyecto y su objetivo de salir a Bolsa

José Luis Aguirre, presidente de Ibercaja Banco
José Luis Aguirre, presidente de Ibercaja Banco

Ibercaja presume del éxito de demanda de la emisión de bonos subordinados que realizó ayer. Lanzó al mercado 500 millones de euros que devengarán en un interés fijo del 2,75% anual (inferior al 5% que la entidad venía pagando en una emisión anterior), lo que supone una considerable reducción de los costes financieros. Este interés se pagará hasta julio de 2025, fecha a partir de la cual se calculará el interés aplicando un margen del 2,882% al tipo swap a cinco años.

La fecha de amortización de estos bonos será en julio de 2030, sin perjuicio de que puedan ser amortizados anticipadamente a opción de Ibercaja en julio de 2025.

La emisión de bonos se ha dirigido exclusivamente a clientes institucionales. En total, han participado más de 140 inversores, de los que el 70% son institucionales, y han demandado en conjunto 1.800 millones de euros, cuatro veces por encima de la oferta.

Fuentes de la entidad cuyo consejero delegado es Víctor Iglesias aseguran que la elevada demanda, como el perfil de los compradores, y el precio de la emisión “confirman el apetito del mercado por el proyecto Ibercaja”.

Esta es considerada la primera prueba del año para tantear el apetito de los inversores por el papel de la entidad aragonesa, que debe salir este año a Bolsa, según fija la normativa de cajas de ahorros y fundaciones.

Ibercaja tiene previsto, no obstante, solicitar una prórroga a su estreno en el parqué que podría o no utilizar, en función de cómo se comporte el mercado en los próximos meses y el apetito de los inversores por apostar por el sector financiero en general y en particular por Ibercaja.

Ibercaja solicitará la computabilidad de los bonos emitidos como instrumentos de capital de nivel 2 del grupo, de acuerdo con la ley de ordenación, supervisión y solvencia de entidades de crédito.

La entidad también aceptó ayer la refinanciación de obligaciones subordinadas por un importe nominal de 281,9 millones de euros, de los 500 millones de euros de obligaciones subordinadas emitidas por la propia entidad y con fecha de vencimiento en julio de 2025, tras haberlas ofertado a los titulares de la deuda desde la semana pasada, quienes han enviado ofertas de venta desde el momento de su anuncio hasta el pasado miércoles.

Finalmente, el importe nominal aceptado para la recompra ha sido de 281,9 millones de euros, con una rentabilidad del 0% para Ibercaja y a un precio de compra del 102,555%, asumiendo que la fecha de liquidación será el próximo 23 de enero.

Normas
Entra en El País para participar