Jaime Botín: condenado a 18 meses y a una multa millonaria por el contrabando de un Picasso

El Estado pasará a ser el propietario del valioso cuadro

Jaime Botin
Imagen del cuadro de Pablo Picasso cabeza de mujer joven, el lienzo por el que Jaime Botín ha sido hayado culpable de contrabando. EFE

El expresidente de Bankinter, Jaime Botín, ha sido condenado por contrabando debido al intento que el banquero realizó en 2015 de sacar de España sin permiso el cuadro de Pablo Picasso Cabeza de Mujer Joven. El juzgado penal número 27 de Madrid ha condenado a Botín a 18 meses de cárcel, al pago de una multa de 52,4 millones y a perder la propiedad de la pintura, que pasará a estar en manos del Estado. 

Botín adquirió el cuadro en 1977. Según explica la sentencia, el banquero se puso en contacto con la empresa Christie's, especializada en subastas de obras de arte, con el fin de vender a través de la misma dicha pintura en una subasta programada para el seis de febrero de 2013 en Londres. El personal de Christie's le informó que, dada la antigüedad de la obra debía pedir autorización al Ministerio de Cultura español para su exportación. Botín autorizó a Christie's para solicitar el permiso, y la empresa lo hizo el cinco de diciembre. 

La Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico, organismo dependiente del Ministerio de Cultura y Deporte encargado de valorar si una obra se puede sacar de España o no, declaró por unanimidad el 13 diciembre de 2012, y de manera cautelar, que la pieza no podía salir del país. Desde ese momento, quedó prohibida su salida de las fronteras españolas, a la espera de ser catalogado como Bien de Interés Cultural. Para justificar esta decisión la Junta alegó que “no existe una obra semejante en territorio español”.

En julio de 2015, pese a ser consciente de la prohibición de sacarlo de España, Jaime Botín tenía la intención de que el cuadro viajara a Ginebra. Para ello, contrató a una empresa para el traslado aéreo y lo llevó a bordo del Adix, el espectacular velero de su propiedad. Según recoge la sentencia, Botín dio instrucciones al capitán del barco para que lo ocultara de las autoridades. 

Escondido en la cabina del capitán del Adix, el cuadro llegó abordo del velero al puerto de Calvi, en Córcega, lugar en el que la obra fue intervenida por las autoridades aduaneras francesas ante la falta de autorización administrativa para su salida de España. 

Fruto de estas actividades, la fiscalía había solicitado una condena de cuatro años de prisión y una multa de 100 millones de euros para Jaime Botín. La Ley de Represión del Contrabando especifica que aquellos que cometan este tipo de delito se exponen a penas de entre uno y cinco años de prisión y multas que pueden llegar a sextuplicar el valor de los bienes que se han intentado sacar de forma ilegal. Teniendo en cuenta los 26,2 millones de euros en los que está tasado Cabeza de Mujer Joven, la sanción podría haber llegado a alcanzar los 157,2 millones de euros.

Por su parte, la Abogacía del Estado pidió que el cuadro pasara a ser propiedad del Estado español, así como la incautación del velero Adix, una decisión que finalmente el tribunal no ha adoptado. "Si bien la Abogacía del Estado interesó el comiso de la goleta Adix, no solicitó a lo largo de la instrucción de la causa que se tasara el valor de la misma, al faltar la valoración del medio de transporte objeto del comiso, entiendo que no hay elementos de juicio para determinar si dicha pena accesoria resulta o no desproporcionada", argumenta la jueza al respecto.

La sentencia del tribunal todavía es recurrible y Jaime Botín dispone de diez días para solicitar un recurso de apelación contra la resolución. En tal caso, la Audiencia Provincial de Madrid resolvería la apelación.

Hasta el momento y desde su incautación, el cuadro Cabeza de Mujer Joven ha permanecido bajo custodia en un cuarto del Museo Reina Sofía de Madrid, sin estar accesible al público.

Normas
Entra en El País para participar