Alemania acusa de fraude a seis ejecutivos de Volkswagen por el 'dieselgate'

El sumario, de 876 páginas, no nombra a los acusados

Alemania acusa de fraude a seis ejecutivos de Volkswagen por el 'dieselgate'

Fiscales alemanes han acusado a seis ejecutivos de Volkswagen de fraude por no revelar la existencia del software que alteraba las emisiones de algunos vehículos diésel de la corporación.

Según informó el diario Financial Times, en el sumario, de 876 páginas, no figura el nombre de los directivos y se recoge que tres de ellos participaron de manera "consciente y voluntaria en el desarrollo, perfeccionamiento y mejora del "software de manipulación".

El año pasado ya se presentaron cargos similares contra el ex consejero delegado del grupo Martin Winterkorn y otros cuatro ejecutivos. Fueron acusados de estafa en "grado grave" y "competencia desleal".

En un comunicado, la Fiscalía de Braunschweig, cerca de la sede de la multinacional, afirmó que se matricularon nueve millones de vehículos de manera ilegal en los años previos a que el 'dieselgate' se hiciera público. Además, los fiscales aseguraron que los vehículos también estaban exentos "erróneamente" del impuesto de circulación.

Por su parte, la compañía señaló en un comunicado que las investigaciones penales de la fiscalía de Braunschweig contra el consorcio "se cerraron como resultado de la multa administrativa impuesta en 2018", que la empresa aceptó y pagó ese mismo año.

"La acusación de otras personas por parte de la Fiscalía de Braunschweig, que ahora se ha hecho pública, está relacionada con investigaciones contra individuos sobre los cuales Volkswagen no hará comentarios", zanjó.

La Justicia alemana también presentó cargos en septiembre de 2019 contra el actual presidente del grupo Volkswagen, Herbert Diess, y Winterkon por "manipulación del mercado de valores" en relación con el escándalo.

Según la Fiscalía de Braunschweig, los acusados, entre los que también se encontraba el presidente del consejo de vigilancia del consorcio, Hans Dieter Pötsch, no habrían informado "intencionadamente" a los inversores sobre el impacto financiero del 'dieselgate'. Volkswagen calificó dichas acusaciones de "infundadas".

El grupo automovilístico y la Asociación Alemana de Organizaciones de Consumidores (VZBV) están negociando un acuerdo en relación con la macrodemanda presentada en Alemania por más de 400.000 clientes contra la compañía por la manipulación de motores diésel.




 

Normas
Entra en El País para participar