El sector inmobiliario español repite como favorito en 2020

2019 fue un año récord en inversiones con 12.725 millones

Construcción
Obra en construcción.

El sector inmobiliario de 2010 poco tiene que ver con el de 2020. La crisis había dejado bajo mínimos una de las principales actividades para la economía española. En este tiempo, la industria ha pasado por un profundo ajuste y los últimos años han sido de notable crecimiento.

El camino hasta llegar a reflotar ha sido arduo y muchas empresas han de­saparecido; otras, como las socimis, han encontrado un revulsivo en el mercado. Según BNP Paribas Real Estate, la inversión directa en activos inmobiliarios en España alcanzó los 12.725 millones de euros en 2019, lo que supone un crecimiento del 5% frente a 2018 y un nuevo récord. Para la firma, esta cifra refleja que “la confianza de los inversores es más fuerte que las incertidumbres políticas y económicas”.

El foco estará en el mercado del alquiler y en las socimis

Existe un gran apoyo por parte de grandes firmas internacionales. Berk­shire Hathaway Homes Services, la inmobiliaria de Warren Buffett, hizo presencia en nuestro país en octubre tras una alianza con Larvia. “Puede haber situaciones coyunturales, pero Berkshire no está en absoluto preocupada por el ruido de fondo. No creemos que haya burbuja”, comunicó la compañía.

Solvia destaca el peso que tienen los extranjeros, cuya inversión se ha mantenido por encima del 12% sobre el total desde 2013. Los británicos, alemanes y franceses fueron los que más operaciones realizaron en 2019.

Cifras

475 millones fue el importe de la venta de Puerto Venecia en Zaragoza, el mayor centro comercial de España. Fue una de las grandes operaciones realizadas en el último tramo de 2019 impulsadas por el grupo británico Intu y que se adjudicó Generali.


4.600 millones es la inversión que acaparó el sector de oficinas en 2019, según BNP Paribas Real Estate. Fue el más activo en operaciones de compra y venta y supuso alcanzar niveles históricos.

2.000 millones captó la vivienda en alquiler, impulsada por el auge de la demanda. En esta inversión se incluyen promociones llave en mano de inmobiliarias como Metrovacesa o ­Aedas Home.

Para 2020 las previsiones son cautas y algunos piensan que ha llegado el final del ciclo alcista. “Ante una mayor oferta y una demanda más racional, los promotores se enfrentan a un nuevo futuro. Tendrán que esforzarse por posicionarse y reducir sus costes de producción, buscando nuevas vías de eficiencia en sus procesos de construcción industrializada, como ya sucede en otros países de la Unión Europea”, dicen en Solvia.

Constanza Maya, directora de operaciones y expansión de Engel & Völkers, espera la “estabilización del mercado, lo que en el largo plazo tendrá un efecto de contención de precios”; aunque estos seguirán subiendo entre el 3% y el 4%.

Principales retos

Dos de los principales retos señalados por los expertos están en el impacto que pueda tener una regulación en el mercado del alquiler y un cambio del régimen fiscal de las socimis. “Cualquier modificación legal que pueda generar incertidumbre jurídica y desconfianza entre los inversores nacionales e internacionales y que nos sitúe en desventaja frente a nuestros competidores europeos sería perjudicial para la estabilidad del sector inmobiliario español”, explica Javier Basagoiti, presidente de Asocimi.

BNP Paribas Real Estate ve a España como “uno de los mercados más atractivos por su elevada liquidez, los bajos tipos, la alta rentabilidad y el buen momento de los fundamentales”. Maya coincide en señalar “el alto atractivo frente a los principales destinos inmobiliarios europeos”. “Ciudades como Madrid o Barcelona mantienen unos precios muy competitivos frente a otras como París o Londres”, añade.

Más peso en Bolsa y más opciones para el inversor

Javier Basagoiti, presidente de Inbest, en la salida a Bolsa de la socimi.
Javier Basagoiti, presidente de Inbest, en la salida a Bolsa de la socimi.

Impulso. El número total de socimis cotizadas tanto en el MAB como en el mercado principal supera las 80. Este segmento de contratación está ayudando al sector constructor e inmobiliario, que tienen un peso determinante en la economía, a tener transparencia y a atraer el ahorro de los inversores ante un escenario de tipos al 0%.

Valoración. La capitalización global de las socimis presentes en la Bolsa supera los 22.300 millones, y junto con el resto de valores inmobiliarios representan el 3% de la capitalización del mercado, cuando en mayo de 2012 cayó al mínimo de 1,1%.

Expectativas. Bank of America señala en uno de sus últimos informes de estrategia su “fuerte apuesta” por las socimis españolas para 2020, ya que espera que el crecimiento duplique al de sus homólogas británicas con un coste de capital similar. Estima que el mercado de oficinas será uno de los más fuertes a nivel europeo.

Alternativas. En 2019, las inversiones alternativas alcanzaron los 720 millones, lo que supone un crecimiento del 15% sobre 2018 y un 6% sobre el total de la cartera de inversión, según BNP Paribas. La mayor demanda se centra en las residencias para estudiantes y para la tercera edad, y la están ejecutando fondos especializados. También aumentan las operaciones de coliving, una nueva forma de compartir alojamiento.

Normas
Entra en El País para participar