Finanzas

Pesimismo en la banca: el 44% de sus directivos creen que el sector sufrirá más en 2020

Uno de cada tres españoles sopesaría abrir una cuenta de banco en Google, Amazon o Apple según el Barómetro de Información Financiera elaborado por Funcas y Finnovating

Pesimismo en la banca: el 44% de sus directivos creen que el sector sufrirá más en 2020

El sector bancario español afronta 2020 con pesimismo. En medio de un panorama de tipos de interés deprimidos y con la posibilidad de nuevos impuestos en el aire, un 44% de los directivos de banca considera que la situación del sector financiero será peor dentro de un año, según indican los datos recabados por el IV Barómetro de la Innovación Financiera en España elaborado por el Observatorio de la Digitalización Financiera de Funcas y Finnovating.

El documento analiza los últimos seis meses de 2019 y explica que en comparación con el anterior semestre del año, las expectativas de los directivos de banca respecto a la situación a doce meses vista empeoraron. Así, el porcentaje de pesimismo ha pasado desde el 16% del anterior barómetro de este mismo período de tiempo al 44% del actual. Por el contrario, un 19% de los directivos consultados apuntan a una mejora de la situación mientras que el 37% considera que no habrá cambios importantes.

Ante la misma pregunta pero en un horizonte temporal a cinco años, el contexto esperado por los directivos de banca es similar al que se espera con vistas a un año: un 46% de los directivos deducen que la situación empeorará, mientras que un 29% tienen una visión optimista. Otra de las señales que sirven para pulsar este temor entre los directivos, está en las mayores preocupaciones que tienen: la rentabilidad ha escalado al segundo puesto superando a la posible entrada de nuevos competidores y quedando solo por detrás de la transformación digital.

Más allá de pulsar el sentimiento reinante entre los directivos de banca, el estudio indaga en diferentes cuestiones relativas al futuro del sector financiero en España. Así, Funcas y Finnovating consultaron a los consumidores preguntándoles si estarían dispuestos a abrirse una cuenta bancaria en alguna de las grandes tecnológicas si esto fuera posible.

Tal y como ocurría en el barómetro correspondiente al primer semestre de 2019, Google, Amazon y Apple siguen siendo las grandes tecnológicas preferidas para abrir una cuenta corriente. Un 36% de los clientes de banca en España consideraría potencialmente abrir una cuenta en una de estas tres empresas. Facebook, una de las grandes tecnológicas que ha dado pasos más decididos para entrar en el sector financiero de la mano de su intención de lanzar su criptodivisa libra, solo convence al 1% de los encuestados en este sentido.

En lo referente a la innovación, las entidades financieras españolas aprueban rozando el notable: un 6,7 de nota media. El 89% de los encuestados considera que su entidad dispone de productos alternativos a los tradicionales.

Llama la atención la gran lealtad que según el barómetro guardan los españoles a sus bancos. El 88% de las operaciones financieras que realizan los usuarios españoles se produce a través de su entidad bancaria principal mientras que la mitad de los consultados solo trabaja con un único banco. Solo un 21% de los encuestados se muestra dispuesto a abandonar su banco actual por otro y para ellos, los dos factores para elegir son el precio que supone operar con la entidad y la seguridad.

A la hora de decantarse por un nuevo proveedor financiero, un 63% de los usuarios seguirían optando por un banco tradicional. Como principal alternativa ante los bancos tradicionales como proveedor financiero, se encuentran los bancos digitales (33%). Tan solo el 1% de las personas que conformaron la muestra optarían por una fintech, algo llamativo teniendo en cuenta que muchos de los bancos digitales son, propiamente, fintechs. El problema para este tipo de entidades radica en el desconocimiento que tienen los usuarios de las mismas: solo el 9% de los que respondieron al barómetro afirman saber que es una fintech

Normas