Los exportadores piden apoyo a la UE para no quedar aislados del comercio mundial

Reclaman una política comercial que tenga en cuenta los cambios tecnológicos, fiscales, industriales y geopolíticos

Antonio Bonet, presidente del Club de Exportadores e Inversores
Antonio Bonet, presidente del Club de Exportadores e Inversores

“Nos encaminamos a un mundo en el que EE UU será más aislacionista, China más asertiva, Rusia seguirá golpeando por encima de su peso durante bastantes años y las instituciones multilaterales serán mucho más débiles”. Este es el escenario que describe el Comité de Reflexión sobre la Internacionalización del Club de Exportadores e Inversores, en el que están representados 103 empresas españolas con intereses en el extranjero, como Técnicas Reunidas, Talgo, Navantia, Indra, Gestamp, Elecnor o Abengoa, en su último documento, hecho público esta mañana, en el que defiende la necesidad de que la UE aumente su autonomía estratégica y mejore sus instrumentos de política comercial en el contexto de un nuevo orden mundial mucho menos cooperativo. “De no optar por esta vía, la UE, y con ella sus países miembros, podrían quedar relegados a un segundo plano en cuestión de años”, subraya Federico Steinberg, investigador principal del Real Instituto Elcano y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, en la nota técnica titulada “Cómo adaptar la política comercial europea ante el nuevo entorno internacional”.

Este Comité también aboga por que la UE proceda a integrar en su política comercial otros aspectos no estrictamente comerciales, como los tecnológicos, industriales, fiscales, geopolíticos y de internacionalización del euro. “Es el único camino para que una UE más cohesionada y asertiva pueda aspirar a desempeñar un papel relevante en el mundo de grandes potencias que va tomando cuerpo, y ello exige establecer también un procedimiento de coordinación entre el comisario de Comercio, el Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad y otros comisarios relevantes”, asegura el documento, que reconoce la situación de desventaja que presenta la UE en desarrollo de patentes, volumen de startups, desarrollo de plataformas tecnológicas, uso de robots e inversión en inteligencia artificial.

En este contexto, el Club de Exportadores e Inversores considera prioritario alcanzar acuerdos preferenciales con otros países, “con el fin de insertar mejor a las empresas europeas en las nuevas cadenas de valor y el comercio de servicios y promover a nivel mundial sus valores, que van desde el respeto a la democracia liberal hasta los derechos humanos y la sostenibilidad medioambiental”.

 

Normas