CaixaBank, Sabadell, Cellnex y Red Eléctrica colocan 2.450 millones en bonos

La eléctrica vende 700 millones en bonos verdes

Imagen de archivo de una sucursal de CaixaBank.
Imagen de archivo de una sucursal de CaixaBank. Reuters

A falta de una sesión para el cierre de la semana, el mercado de deuda europea marcó hoy un nuevo récord. En los últimas cuatro jornadas bancos y empresas han colocado 88.000 millones de euros. Aunque el día de mayor actividad se registró el miércoles, con la emisión de 33.000 millones, este jueves fue especialmente intenso en el mercado español. Siguiendo con la tendencia que impera en Europa donde la banca es el sector más activo, CaixaBank y Sabadell se sumaron a la corriente.

Al rebufo de Santander y BBVA, CaixaBank vendió 1.000 millones en deuda senior no preferente a cinco años. El interés y confianza que despiertan los bancos españoles quedó reflejado una vez más en la demanda que superó los 2.350 millones. Esto permitió a la entidad reducir el coste de emisión en 22 puntos básicos, pasando de los 80 puntos básicos sobre midswap con los que se inició la operación a los 58 puntos básicos finales, lo que equivale a una rentabilidad del 0.434%. Los bonos devengará un cupón anual del 0,37%, el más bajo alcanzado por CaixaBank en una emisión de deuda senior. Barclays, BNP Paribas, CaixaBank, Commerzbank y Credit Suiss actuaron como bancos colocadores.

La última vez que el banco acometió un colocación de este tipo fue marzo de 2019 cuando captó 1.000 millones en bonos a siete años. En aquella ocasión el coste se situó en los 90 puntos básicos sobre midswap. Estos títulos cotizan en el mercado secundario con una rentabilidad del 0,55%, por encima de la deuda vendida hoy.

Sabadell no quiso dejar escapar la ocasión para obtener recursos a precios reducidos y en la primera ventana del año procedió a la venta de 300 millones en deuda subordinada Tier 2. El precio de emisión se situó en los 220 puntos básicos sobre midswap y la rentabilidad en el 2,045%. El cupón se sitúa en el 2%, frente al 5,375% que dan los bonos emitidos en diciembre de 2018 y que a día de hoy cotizan en el mercado secundario con un rendimiento del 3,22%. Credit Suisse fue el banco encargado de llevar a buen puerto la operación.

En el plano corporativo Cellnex y Red Eléctrica acapararon los focos. El operador de torres de telecomunicaciones es consciente del interés que despiertan sus títulos ya sean acciones o bonos. Después del éxito logrado en las ampliaciones de capital de 2019 hoy decidió probar suerte en el mercado de deuda con la venta de 450 millones de euros a siete años. En un principio la financiación se iba a realizar en libras, pero dadas las buenas condiciones del mercado en euros cambiaron de opinión en el último momento. Una estrategia que tuvo sus frutos y permitió a la compañía recortar el precio en 10 puntos básicos, hasta situarlos en los 120 puntos sobre midswap. Esto da como resultado una rentabilidad del 1,19% y un cupón anual del 1%, el más bajo de su historia. Pero las buenas noticias no quedan ahí. La demanda superó los 3.300 millones, confirmándose como la emisión más sobresuscrita de Cellnex. Barclays, HSBC, NatWest y Santander fueron los bancos colocadores.

El importe captado se sitúa en la parte alta del objetivo que oscilaba entre los 300 y 400 millones de libras. La cuantía lograda irá destinada a refinanciar emisiones de deuda ya existentes asociadas a la compra de la empresa británica Shere Group, que compró en 2016 por valor de 393 millones y a través de la cual Cellnex inició su andadura en el mercado británico y holandés. Asimismo, la parte restante de la emisión queda vinculada a la compra de torres a BT que anunció el pasado mes de junio.

Red Eléctrica cierra la lista con la venta 700 millones en bonos con vencimiento en ocho años y medio. La elevada demanda (4.000 millones) permitió a la compañía reducir el precio en siete puntos básicos, hasta los 43 sobre midswap lo que da como resultado una rentabilidad del 0,5%. El cupón cae al 0,375%, el más bajo logrado por la compañía. Hasta el momento este puesto estaba reservado para la deuda a 10 años que vendió en 2016 y que paga un 1% anual.

Bankia, BBVA, BNP Paribas, CaixaBank, ING, Kutxabank, Mizuho, MUFG y Santander han participado como bancos colocadores.

Normas