El Tesoro se da “un pequeño margen” para elevar su préstamo a la Seguridad Social en 2020

Calcula una emisión neta de deuda de 32.500 millones este año, 12.500 millones más que la cuantía definitiva de 2019

Financiación Tesoro Pulsar para ampliar el gráfico

El Tesoro ha presentado hoy su estrategia de financiación para 2020 a la espera de los Presupuestos generales para este año que elaborará el nuevo Gobierno. El secretario general del Tesoro, Carlos San Basilio, ha asegurado que las cuentas públicas estarán "alineadas con los compromisos con Bruselas" e insistirán en reforzar la confianza de los inversores hacia España. Y a la espera de conocer cuáles serán las líneas presupuestarias del Ejecutivo de Pedro Sánchez, San Basilio ha reconocido que el Tesoro ha decidido darse "un pequeño margen" por si es necesario elevar el crédito del Tesoro a la Seguridad Social.

La estrategia de financiación del Tesoro para 2020 parte de una línea "continuista y conservadora", según explicó San Basilio. Y del supuesto de que el préstamo del Tesoro a la Seguridad Social estará en línea con los 13.800 millones de euros que recogían los presupuestos del 2018, que siguen en vigor. Aun así, el Tesoro avanza una estimación de emisión neta para 2020 holgada con la que cubrirse ante un posible aumento de ese préstamo para la Seguridad Social y ante la previsión de que las circunstancias extraordinarias que permitieron reducir con intensidad la emisión neta de 2019 no volverán a repetirse este año.

En 2019, la emisión neta del Tesoro (la deuda nueva en circulación, una vez descontadas las amortizaciones) fue de 19.960 millones de euros, la menor cifra desde 2007. Esta cuantía se redujo desde los 35.000 millones de euros presupuestados al inicio del año gracias al drástico descenso del coste de financiación de la nueva deuda (se redujo del 0,64% de 2018 al 0,23%) y a la menor dependencia de financiación por parte de las comunidades autónomas. Así, las autonomías lograron financiación en mercado por 3.700 millones de euros y amortizaron de forma anticipada préstamos con el Estado por más de 5.200 millones de euros.

Para 2020, la emisión neta prevista por el Tesoro es de 32.500 millones de euros, 12.540 millones más que la cifra con que concluyó 2019 y el 6,2% inferior a lo contemplado a inicios de 2019. Ese incremento de 12.540 millones de euros es el colchón con que cuenta el Tesoro en espera de los presupuestos, del detalle de la financiación de las comunidades autónomas este año  y de la evolución de los tipos de interés. "Preferimos revisar la cifra a la baja en lugar de al alza, que nos pase como en 2019. Hay elementos de 2019 que no se repetirán en 2020. Es importante que la cifra de inicio de año sea lo más sólida posible", ha explicado San Basilio. 

El secretario general del Tesoro prevé un escenario de estabilidad para los tipos de interés este año, aunque quizá "ligeramente superiores porque el BCE cambie hacia una política más restrictiva".  Asegura en todo caso que la formación de Gobierno es un primer paso positivo para rebajar ligeramente la prima de riesgo española y preparar el terreno para una mejora del rating soberano en la segunda mitad del año y descarta de forma tajante que las medidas que contempla el programa de la coalición PSOE-Podemos, como la reversión parcial de la reforma laboral o la renuncia al factor de sostenibilidad en las pensiones públicas, puedan ser motivo de tensiones con Bruselas y de penalización para la deuda soberana española.

"En absoluto contemplo una penalización a la deuda por la constitución del Gobierno. Es un primer paso que va a ser valorado por los inversores", ha asegurado San Basilio, que ha defendido además "un crecimiento inclusivo y sostenible" que profundice en reducir los desequilibrios macro y también los sociales. 

El Tesoro prevé de hecho que se continúe en la senda de reducción de la deuda sobre el PIB, que en 2019 cerrará en el 95,9% y en 2020, en el 94,6%, de acuerdo con los compromisos con Bruselas. 

Primera emisión de bonos verdes

Una de las grandes novedades de la estrategia del Tesoro será el lanzamiento de su primera emisión de bonos verdes. Está prevista para la segunda mitad de este año, una vez se conozcan los Presupuestos y las partidas destinadas al medio ambiente, y será una primera emisión sindicada que se irá ampliando posteriormente en sucesivas subastas, hasta alcanzar un volumen mínimo de 10.000 millones de euros en los próximos años. El plazo de vencimiento será posiblemente de 20 años.

Será la respuesta del Tesoro a la demanda evidente de los inversores por este tipo de activos y su contribución a la financiación de los compromisos de España con la transición ecológica.  

 

Normas