Oleoturismo, viajes repletos de sabor y sensaciones

Paseos por el campo, catas de aceite y aventuras en globo

Vuelo en globo sobre olivos en los alrededores de Écija (Sevilla).
Vuelo en globo sobre olivos en los alrededores de Écija (Sevilla).

Uno de los productos más valorados de la gastronomía mediterránea ha generado una nueva forma de hacer turismo que discurre entre olivares, almazaras, cortijos e incluso por una vía verde. Paseos por el campo y catas de aceite, aventuras en globo sobre interminables extensiones de olivos… El oleoturismo se ha puesto de moda y sus promotores tratan de trasladar el éxito del enoturismo al mundo del aceite de oliva, menos conocido pero casi tan rico y variado como el del vino.

España es el mayor productor mundial de aceite de oliva con cerca de 340 millones de olivos que ocupan la cuarta parte de la superficie de este cultivo en todo el mundo, y la provincia de Jaén, esa tierra de olivos cantada por los poetas Antonio Machado y Miguel Hernández, se lleva la palma con más de 66 millones de ejemplares de este ancestral árbol mediterráneo.

La Vía Verde del Aceite, en Jaén, recupera el recorrido del Tren del Aceite

Es la región que más ha desarrollado el oleoturismo y por donde discurre la Vía Verde del Aceite, llamada así porque recupera el recorrido del antiguo Tren del Aceite que, hasta 1985, unía Jaén y Puente Genil, en Córdoba. Una infinita extensión cubierta de olivos y los impresionantes viaductos metálicos de la escuela Eiffel del siglo XIX son las señas de identidad de este recorrido que se prolonga 128 kilómetros. Cuenta con 12 estaciones (muchas ya rehabilitadas, ofrecen servicios turísticos) y está gestionado y promocionado por la Asociación Vía Verde del Aceite constituida por los 14 municipios que atraviesa.

En el corazón de Jaén, Oleícola San Francisco, fundada en 1927 en la localidad de Begíjar, fue la primera almazara turística de la provincia y hoy es un referente en oleoturismo. Tiene visitas guiadas todos los días a la almazara y al olivar, ofrece la oportunidad de hacer de aceituneros por un día, entre otras actividades, y está cerca de Úbeda y Baeza, dos ciudades monumentales Patrimonio de la Humanidad que bien merecen una escapada (www.oleicolasanfrancisco.com).

Hacienda Guzmán, en La Rinconada (Sevilla).
Hacienda Guzmán, en La Rinconada (Sevilla).

En Úbeda, en La Casa de la Tercia, un edificio del siglo XVII de singular belleza, se encuentra el Centro de Interpretación Olivar y Aceite para disfrutar de una experiencia única alrededor del oro líquido.

En tierras cordobesas

En pleno Parque Natural de las Sierras Subbéticas, al sur de la provincia de Córdoba, la Ruta Turismo y Aceite se extiende entre los olivares milenarios y centenarios que conforman esta comarca, y que dan vida a los municipios de Almedinilla, Fuente Tójar y Priego de Córdoba, unidos bajo la Denominación de Origen Protegida Priego de Córdoba. Historia, tradición, sabor y cultura son los valores que acompañan a esta ruta olivarera, que ofrece una gran variedad de actividades para el viajero interesado en conocer la esencia de Andalucía con visitas a las almazaras y a los olivares, catas, gastronomía y desayunos molineros (www.turismoyaceite.com).

De Sevilla a América

La historia de la Hacienda Guzmán se remonta a más de cinco siglos atrás, cuando Hernando Colón, hijo de Cristóbal Colón, exportaba el aceite de oliva allí producido a América. En La Rinconada, a 20 minutos de Sevilla, esta hacienda transmite a quienes la visitan la cultura y las tradiciones vinculadas al sector olivarero. La hacienda acoge uno de los mayores museos vivos de olivos del mundo con más de 150 variedades procedentes de 13 países. La Fundación Juan Ramón Guillén gestiona el proyecto de oleoturismo y destina los ingresos básicamente a promover el desarrollo del sector olivarero y a divulgar la cultura aceitera. Actualmente trabaja para conseguir que el paisaje del olivar andaluz sea declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La Hacienda Guzmán, en Sevilla, transmite en vivo la cultura vinculada al sector

Muy cerca, la DOP Estepa cuenta con el Parque del Olivar en la Roda de Andalucía que atesora 100 variedades de olivos, además del proyecto Escuela del Aceite. La denominación de origen tiene criterios estrictos a la hora de certificar un aceite de oliva virgen extra, y ampara los aceites producidos en 13 localidades enmarcadas en la Comarca de Estepa (Sevilla) y Puente Genil (Córdoba), un territorio con una tradición milenaria en el cultivo del olivar, con un suelo y una climatología que permiten la obtención de aceites reconocidos por su calidad (www.doestepa.es).

Propuestas

Aceituna recién recogida.
Aceituna recién recogida.

Yoga entre olivos. La Cooperativa Oleand de Puebla de Cazalla (Sevilla) tiene una oferta de oleoturismo que va desde visitas al campo y la almazara hasta la práctica de chikung (yoga chino) entre olivos. También ofrece oleorrelax en spa y experiencias gourmets (tfno: 954 847 031).

Museo. En la localidad toledana de Mora se encuentra el Museo del Aceite Felipe Vegue, de la Fundación Patrimonio Comunal Olivarero, fundamental para entender la evolución de este sector a lo largo de su historia. www.patrimoniolivarero.com/museo/.

Empordalia. En Girona, en la DOP Oli de l’Empordà, la marca Oli de Pau organiza visitas guiadas, fiestas temáticas, así como cursos de cata en Pau. www.empordalia.com

Normas