Volkswagen 'inventa' los powerbank para recargar coches eléctricos sin enchufe

Volkswagen 'inventa' los powerbank para recargar coches eléctricos sin enchufe

Robots capaces de recargar un coche aunque no haya un enchufe.

Uno de los aspectos que más echan para atrás a un usuario medio a la hora de comprar un vehículo enchufable es cómo conseguir un punto de luz para conectar el coche cuando queremos dejarlo recargando en casa o en el trabajo. Por lo que proyectos como el que ha presentado Volkswagen hace unas horas son tremendamente interesantes.

Se trata de los llamados Volkswagen’s Mobile Charging Robot que, resumiendo mucho, funciona del mismo modo que las baterías externas (powerbanks) que llevamos encima a diario para recargar nuestros móviles y que nos evitan tener que enchufarlos al cargador.

Una estación completa de carga robotizada

Obviamente hemos simplificado mucho, pero esa es la esencia del concepto que Volkswagen ha presentado y que funciona como un sistema de recarga a demanda de los usuarios. Además, por su configuración, es perfecto para que las empresas y centros comerciales, o de oficinas, electrifiquen sus aparcamientos sin tener que hacer obras para instalar enchufes en cada una de las plazas.

Powerbak de recarga para coches eléctricos.
Powerbak de recarga para coches eléctricos.

Con este Volkswagen’s Mobile Charging Robot podemos llegar a un parking, bajarnos del coche y solicitar el servicio de recarga a través de una aplicación en el móvil que nos informa de cuál es el nivel de carga de las baterías, el tiempo necesario para reponerlas y la solicitud de servicio en la estación de vagones robotizados.

Una vez que hemos pedido el servicio de repostaje, un robot, que es el encargado del sistema de transporte de los vagones, se engancha a uno de ellos y lo traslada hasta las inmediaciones del vehículo, conectando su manguera para que dé comienzo el proceso de carga. El robot vuelve a su sitio a la espera de que llegue otro cliente que solicite cargar su coche para repetir el proceso de guiado de un nuevo vagón (powerbank) hasta el destino.

Como veis, se trata de un sistema tan simple como efectivo, capaz de inyectar un máximo de 25 kWh por vagón y que permite una velocidad de carga de hasta 50 kW. No estamos hablando de los Supercargadores que Tesla está instalando por todo el mundo, pero sin duda son un buen remedio para recuperar la energía suficiente como para volver a disfrutar de la misma autonomía que teníamos cuando salimos de casa por la mañana.

Este Volkswagen’s Mobile Charging Robot no ha pasado todavía de ser un proyecto sobre el papel, por lo que no tiene fecha de lanzamiento ni puesta en marcha, y está por ver que sea viable dentro de este futuro eléctrico que se acerca. ¿Os parece buena idea?

Normas