Felipe VI: “No debemos caer en los extremos”

El Rey destaca Cataluña entre las “serias preocupaciones” de España

El Rey Felipe VI
El rey Felipe VI, durante su mensaje de Navidad.

Cataluña ha recibido una mención destacada en el tradicional mensaje de Navidad del Rey esta Nochebuena. Junto a la falta de empleo, las dificultades económicas y el deterioro de la confianza en las instituciones, "desde luego Cataluña" es otra de las "serias preocupaciones" que hay en España, señala el Rey, que asegura que "no vivimos tiempos fáciles", pero que debemos tener "confianza en nosotros mismos y en España", según ha dicho.

"Los actuales son, sin duda, tiempos de mucha incertidumbre, de cambios profundos y acelerados en muchos ámbitos que provocan en la sociedad preocupación e inquietud, tanto dentro como fuera de nuestro país", ha dicho el Rey. "La nueva era tecnológica y digital, el rumbo de la Unión Europea, los movimientos migratorios, la desigualdad laboral entre hombres y mujeres o la manera de afrontar el cambio climático y la sostenibilidad, entre otras, son cuestiones que están muy presentes y condicionan de manera inequívoca nuestras vidas", ha señalado.

La falta de empleo, sobre todo para los jóvenes, y las dificultades económicas de muchas familias, siguen siendo la principal preocupación en nuestro país

Según el Rey, junto a ello, "la falta de empleo, sobre todo para los jóvenes, y las dificultades económicas de muchas familias, especialmente aquellas que sufren una mayor vulnerabilidad, siguen siendo la principal preocupación en nuestro país". El Rey ha señalado que es un hecho que en el mundo y también en España, "en paralelo al crecimiento y al desarrollo, la crisis económica ha agudizado los niveles de desigualdad".

"Así mismo, las consecuencias para nuestra propia cohesión social de la revolución tecnológica a la que me he referido antes, el deterioro de la confianza de muchos ciudadanos en las instituciones, y desde luego Cataluña, son otras serias preocupaciones que tenemos en España", ha añadido el Rey sin elaborar más acerca de esa preocupación sobre dicha comunidad autónoma, sumida en una grave crisis política por el independentismo.

Felipe VI, en otro momento de su mensaje. ampliar foto
Felipe VI, en otro momento de su mensaje.

A continuación de esa mención ha abordado la situación política de España muy someramente al repasar que estamos en el proceso para que el Congreso dé o no su confianza al candidato a la investidura, Pedro Sánchez. "Corresponde al Congreso (...) tomar la decisión que considere más conveniente para el interés general de todos los españoles", ha dicho, tratando de mantener la distancias en el papel de árbitro que le atribuye la Constitución.

Felipe VI ha lanzado un mensaje de confianza, aunque no sean tiempos fáciles: "Debemos tener más que nunca una confianza firme en nosotros mismos y en España". "Y tenemos razones sobradas para tener esa confianza", ha añadido.

Corresponde al Congreso tomar la decisión que considere más conveniente para el interés general de todos los españoles

"No debemos caer en los extremos"

Además, ha pedido que se preserven y se fortalezcan los valores que vertebran y que son seña de identidad de la sociedad española y ha hecho un elogio de lo conseguido por España a lo largo de cuatro décadas de democracia. “Es mucho lo que hemos construido juntos, lo que juntos hemos avanzado”, ha dicho. “Ante esa realidad no debemos caer en los extremos, ni en una autocomplacencia que silencie nuestras carencias o errores, ni en una autocrítica destructiva que niegue el gran patrimonio cívico, social y político que hemos acumulado”, ha dicho.

Felipe VI ha hecho un elogio del deseo de concordia, de la voluntad de entendimiento y de la tolerancia y el respeto como valores que han servido al progreso dentro de la Constitución.

“Quiero destacar en primer lugar el deseo de concordia que, gracias a la responsabilidad, a los afectos, a la generosidad, al diálogo y al respeto entre personas de ideologías muy diferentes, derribó muros de intolerancia, de rencor y de incomprensión que habían marcado muchos episodios de nuestra historia”, ha dicho el monarca.

Debemos tener más que nunca una confianza firme en nosotros mismos y en España

“En segundo lugar, la voluntad de entendimiento y de integrar nuestras diferencias dentro del respeto a nuestra Constitución, que reconoce la diversidad territorial que nos define y preserva la unidad que nos da fuerza”, ha añadido. “Y, en tercer y último lugar, la defensa y el impulso de la solidaridad, la igualdad y la libertad como principios vertebradores de nuestra sociedad, haciendo de la tolerancia y el respeto manifestaciones del mejor espíritu cívico de nuestra vida en común”.

El Rey ha pedido hacer todo lo posible para fortalecer y preservar esos valores. “El tiempo no se detiene y España no puede quedarse inmóvil ni ir por detrás de los acontecimientos”, ha dicho antes de lanzar otro mensaje de optimismo: “Confiemos en nosotros mismos, en nuestra sociedad, confiemos en España y mantengámonos unidos en los valores democráticos que compartimos para resolver nuestros problemas, sin divisiones ni enfrentamientos que solo erosionan nuestra convivencia y empobrecen nuestro futuro”, ha señalado el rey Felipe VI.

Y, justo antes de la felicitación navideña, ha concluido: “Tenemos un gran potencial como país. Pensemos en grande. Avancemos con ambición. Todos juntos. Sabemos hacerlo y conocemos el camino”.

Felipe VI, durante el mensaje navideño. ampliar foto
Felipe VI, durante el mensaje navideño.

Normas