Hacienda da la batalla contra Norges Bank por los dividendos en el Supremo

El fondo del petróleo de Noruega ha litigado contra Hacienda

El gobernador del banco central de Noruega (Norges Bank), Svein Gjedre.
El gobernador del banco central de Noruega (Norges Bank), Svein Gjedre.

Norges Bank es el banco central de Noruega y, además, la institución encargada de gestionar el fondo del petróleo del país: un vehículo de inversión con un patrimonio de más de un billón de euros creado para pagar las pensiones públicas en el futuro. La entidad se ha embarcado en una larga batalla judicial contra el Estado español, a cuenta de los impuestos que paga cuando cobra dividendos de empresas del Ibex 35 en las que invierte. Tras varias sentencias, el Tribunal Supremo ha admitido a trámite un recurso de casación presentado por la Abogacía del Estado.

El conflicto se originó por el cobro de unos dividendos durante el ejercicio 2008. El fondo del petróleo noruego había invertido en Bolsa española y algunas de las empresas le pagaron, al igual que al resto de accionistas, un dividendo. El intermediario, Santander Securities Servicies, aplicó una retención al abonar a Norges Bank esos dividendos. En concreto, le retuvo 3,02 millones de euros en concepto del Impuesto sobre las Rentas de los No Residentes (IRNR), lo que representaba el 18% de las cantidades cobradas.

Los abogados que representaban al fondo noruego consideraron que esa retención era discriminatoria, así que empezaron a litigar. Primero, en la delegación territorial de Hacienda, luego ante el Tribunal Económico-Administrativo Central, que desestimaron sus pretensiones.

Así, hasta que la Audiencia Nacional les dio la razón en una sentencia de 2015. Hacienda no tendría que haber practicado esas retenciones porque suponía un trato injusto hacia Norges Bank, contrario al Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, al que pertenecen tanto Noruega como España como el resto de países de la Unión Europea.

Fondo público

El Supremo ya ha emitido algunas sentencias dando la razón a inversores internacionales –como la gestora estadounidense BlackRock o el fondo de las pensiones de los trabajadores de la BBC– sobre las retenciones que les aplicaron erróneamente cuando cobraban dividendos. En el caso de Norges Bank, el debate jurídico es diferente porque se trata de un fondo soberano, controlado al 100% por el Estado.

La Audiencia aceptó el argumento de que el fondo de las pensiones noruegas tenía una naturaleza jurídica similar al fondo de reserva de la Seguridad Social (la conocida como hucha de las pensiones). Esta última entidad está exenta del pago de impuestos, por lo que también tendría que estarlo Norges Bank.

Sin embargo, la Abogacía del Estado no se dio por satisfecha y planteó un recurso de casación ante el Tribunal Supremo que fue admitido a trámite el pasado 28 de noviembre, y ahora será el alto tribunal quien deberá pronunciarse próximamente.

Normas