El número de nacimientos cae a su cifra más baja desde la posguerra

Durante la primera mitad del año nacieron un 6,2% menos de personas que entre enero y junio de 2018, según el INE

Natalidad España Pulsar para ampliar el gráfico

La tendencia a la baja de los nacimientos en España se acentúa. No se registraba un dato de nacimientos tan bajo en el primer semestre de un año desde 1941, durante la posguerra española. El Instituto Nacional de Estadística ha publicado este miércoles los datos del periodo enero-junio, que arrojan un descenso del 6,2% de los nacimientos con respecto a ese lapso de 2018: 170.074 nacimientos frente a 181.366 del año anterior. 

El INE apunta que la cifra de nacimientos es la más baja desde comienzos de la década de 1940, cuando empezaron a registrarse estos datos. En el primer semestre del año se ha acentuado la tendencia, que en los últimos años solo ha tenido un brote verde en 2014. 

El saldo vegetativo (diferencia entre nacimientos y defunciones) por comunidades autónomas solo salva a tres (Madrid, Murcia y Baleares) y a las dos ciudades autónomas de la quema. Aunque solo la Comunidad de Madrid registra un saldo positivo de cuatro dígitos (2.840). Si se tiene en cuenta la estadística de nacimientos, una única región, La Rioja, mejoró su estadística, con un incremento del 5,9% de los nacidos. Las madres extranjeras aportan el 21,5% de los nacimientos, un 1,4% más que en el primer semestre de 2018. 

El Instituto de Economía, Geografía y Demografía, dependiente del CSIC, explica que el número de hijos por mujer 1,26 en 2018 ha retrocedido desde la crisis económica y se encuentra en niveles de comienzos de siglo. "Si tienes menos madres en edad reproductiva y estas, además, tienen una baja fecundidad, el número de nacimientos es cada vez menor", apunta Diego Ramiro Fariñas, investigador de dinámicas demográficas del Instituto.

Los países nórdicos, considerados modélicos por su sistema de ayudas a las madres, se enfrentan a la reducción de la natalidad, como le sucede a Suecia en este momento. "Tiene que ver con los efectos de la crisis económica, que ha afectado fundamentalmente a personas con un trabajo inestable o sin trabajo", añade Ramiro. 

Bajan las defunciones y los matrimonios

Las defunciones, la segunda variable a tener en cuenta para calcular el saldo vegetativo, también se han reducido. Durante el primer semestre fallecieron 215.478 personas, un 5,4% menos que en el mismo periodo de 2018. De esta manera, el crecimiento vegetativo de la población presenta un saldo vegetativo negativo de 45.404 personas entre enero y junio. El número de matrimonios también se reduce (un 1,2%) respecto al primer semestre de 2018 y continúa la caída de años anteriores. 

Normas
Entra en El País para participar