Banca

Sabadell prevé cerrar la venta del 50% de su gestora y de su depositaria este mes

El banco firma hoy la venta de su cartera de fallidos a Intrum y Cerberus

El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaume Guardiola,
El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaume Guardiola, EFE

Banco Sabadell prevé cerrar la búsqueda de un socio para su gestora antes de que finalice el año. El proceso para que los interesados presenten sus ofertas vinculantes finaliza en dos semanas. El banco encargó a JP Morgan buscar un aliado para desarrollar entre ambos esta actividad. La valoración de la gestora se encuentra entre los 500 millones y los 400 millones de euros.

Pero la venta de su gestora no es lo único que el banco que preside Josep Oliu quiere cerrar en poco tiempo, y poder, si llega a tiempo, apuntárselo en las cuentas de 2019.

La entidad tiene a la venta también su depositaría, aunque en este caso el negocio sería traspasado al 100% al futuro comprador, ya que entiende que esta actividad no forma parte de su estrategia futura. Para llevar a cabo esta venta Sabadell contrató los servicios de la firma DC Advisory

Con esta venta el banco espera embolsarse unos 150 millones de euros. Crédit Agricole, o BNP Paribas o Inversis son las dos firmas más activas en la actualidad en la compra de este negocio de depositaría, lo mismo que Cecabank.

Mientras, el banco firmará hoy la venta de una cartera de créditos fallidos de 700 millones de euros, como adelantó Cinco Días el pasado martes. Intrum y Gescobro (Cerberus) han resultado ganadores de la puja por la cartera de préstamos fallidos de particulares y pymes sin colateral inmobiliario. Así, Intrum se haría con la parte de la cartera de particulares y la filial de recobro de deudas de Cerberus con la de empresas, quedando fuera del proceso el fondo Cabot y la portuguesa Servdebt.

La cartera inicialmente era de 900 millones de euros, pero se ha rebajado en unos 200 millones debido a que los préstamos están vivos y una parte ha ido pasando a otros estados de deuda. El proyecto, denominado Vento, está integrado por préstamos sin garantías procedentes de Banco Sabadell y de la CAM. Desde el lanzamiento de esta oferta, la intención del banco ha sido la de cerrar su venta antes de que finalice el año.

La entidad presidida por Josep Oliu continúa así con la limpieza de su balance, una estrategia que aceleró sobre todo el año pasado con el acuerdo de venta de la práctica totalidad de su exposición inmobiliaria a Cerberus. En julio de 2018, acordó la transmisión a Cerberus de activos tóxicos con un valor bruto contable de 9.100 millones de euros, que vendió por unos 3.900 millones de euros, mientras que este verano le vendió al fondo norteamericano otra de 342 millones de euros.

Normas