BBVA, el mejor de un sector maldito en Bolsa

Es el banco español con el mejor balance bursátil del año, al subir el 3%. Hay sin embargo discrepancias entre los analistas, que destacan sus buenos resultados pero temen desaceleración en México y España

BBVA, el mejor de un sector maldito en Bolsa pulsa en la foto

La acciones de BBVA suben en el año el 3,15%. Este avance es suficiente para ser el banco español que más se revaloriza en Bolsa este año, el único en positivo junto a Sabadell, mientras el resto ofrecen pérdidas a los inversores, destacando las de Bankia. Una ganancia en Bolsa que se acompaña de una rentabilidad por dividendo del 5,4% después de pagar 0,26 euros por acción este año. Sin embargo, el bancario es un sector maldito para los inversores que lleva desde la crisis de 2008 sin despejar su horizonte. Y la situación no tiene visos de cambiar.

Como indica BofaML en un informe, publicado tras la presentación de resultados de la banca española, “vemos a los bancos listos para un 2020 difícil. El sistema se enfrenta a crecientes demandas de capital sobre unos ingresos que probablemente disminuyan”.

BBVA ganó hasta septiembre 3.667 millones de euros, un 15% menos, teniendo en cuenta la participación que ostentaba en Chile y que vendió en julio de 2018. Sin contar con ella, sus ganancias crecieron un 1,2%. Un crecimiento que vino acompañada de la mejora de su margen de intereses un 4,5% entre enero y septiembre, hasta los 13.475 millones. Además, la morosidad de la entidad bajó al 3,9% frente al 4,1% del año anterior, pero el banco presidido por Carlos Torres perdió rentabilidad sobre recursos propios que cerró septiembre en el 10,1%, frente al 12,1% en el que se situaba un año antes. Y la valoración que hacen los analistas de Credit Suisse de estos datos es que “no son para emocionarse”.

Desde esta entidad recomiendan infraponderar el valor con un precio objetivo de 4,2 euros –cotiza en torno a los 4,8 euros- ya que “optamos por una postura conservadora sobre las ganancias mexicanas, que constituyen el 40% del total y siguen siendo sobreestimados por el mercado. Además, vemos poco espacio para mejoras en España y Estados Unidos. Somos cautelosos con respecto a incertidumbres en Turquía (10% de las ganancias totales) y Argentina (5%)”.

México es El Dorado para BBVA y en el tercer trimestre del año aportó el 43,1% del beneficio, seguido por España con el 23,4% y con el 10,5% de Estados Unidos y el 12,5% de Latinoamérica. Por tanto, la marcha de este país centroamericano es clave para sus resultados y su plasmación en la acción. Así, por geografías, el crédito rentable cae en España (- 1%) recogiendo la contracción en el segmento hipotecario (-4%), que representa el 44% del total, recoge en un informe de Renta 4. Destaca la caída del crédito rentable en Turquía (-12%) en contraposición con el aumento que se da en México (+5%).

Nuria Álvarez, analista de Renta 4 da a la acción un precio objetivo de 5,87 euros, aunque su recomendación se queda en mantener. “Destaca la fortaleza en la generación de margen de intereses y comisiones netas. Las dudas sobre el mantenimiento de las tendencias en México en términos de crecimiento junto con la falta de visibilidad de una recuperación de los volúmenes en España y la presión a la baja en Turquía, con la caída de la inflación y los tipos de interés, son razones que podrían continuar actuando como freno a la cotización”, indican.

El banco estadounidense BofaML da un precio objetivo a la acción de 4,5 euros, inferior a la cotización, destacando posibles riegos como el temor a una mayor desaceleración del PIB en las principales geografías de BBVA, con un impacto negativo en los préstamos y la calidad de los activos. Divisas más débiles en México, Turquía y Latinoamérica y cambios regulatorios, como una recalibración de activos ponderados por riesgo.

Ningún analista hace mención al conflicto de la excúpula de BBVA por la contratación del ex comisario Villarejo pese a que el propio banco apuntó en agosto la posibilidad de enfrentarse a una sanción económica. Dentro de las discrepancias de los analistas, los británicos de Barclays
decidieron subir el precio objetivo de BBVA hasta los 5,5 euros por acción después del anuncio de los resultados de septiembre. Indican que “Turquía está mostrando mejores métricas, pero no es suficiente como para compensar el riesgo de los desequilibrios económicos”

El más generoso en su recomendación es Goldman Sachs con un precio de 6,12 euros por acción y es el único que recoge entre los riesgos de la entidad los legales relacionados con las hipotecas en España como el IRPH.

A vueltas con el capital

 Los cumplimientos de capital están siendo uno de los quebraderos de cabeza de la banca europea, y especialmente de la española. Junto con la mala evolución de su rentabilidad sobre recursos propios, el capital es una constante para los analistas que puede explicar futuras operaciones corporativas. En ellas anda metida la banca de menor tamaño como Unicaja, Liberbank o Abanca, pero las quinielas también salpican a los grandes. Por ejemplo, los analistas de Alantra recomendaban en un estudio reciente una fusión entre BBVA y Banco Sabadell, tras pedir al primero una desinversión en Estados Unidos. Todo ello con el beneplácito del Banco Central Europeo (BCE) que sigue apostando por una mayor concentración en el sistema bancario.

Así, en el último informe del británico Barclays apuntan a que BBVA en 2022 tendrá un nivel de CET1 fully loaded, la referencia que utiliza el mercado para valorar la solvencia de las entidades, del 11,8%, lo que supone únicamente dos décimas por encima del actual y aún por debajo del objetivo del 12,3%.

Normas
Entra en El País para participar