La familia Franco fracasa en la subasta de joyas de Christie’s

La herencia del dictador estaba valorada en hasta 400.000 euros, y solo se ha vendido por algo más de la tercera parte

Las tres piezas de la familia Franco subastadas.
Las tres piezas de la familia Franco subastadas.

La familia Franco, en pleno reparto de la herencia y a la espera de lo que pueda suceder con varias propiedades e inmuebles de dudosa procedencia -como el Pazo de Meirás-, está deshaciéndose de buena parte del patrimonio del dictador para ganar en efectivo. Hace dos semanas salió a la luz la convocatoria de una subasta organizada en Londres por la casa británica Christie's en la mañana y tarde de este miércoles, en la que se vendían tres piezas que pertenecen a los herederos. En total, tres lotes de joyería antigua, que la firma de pujas definía como "propiedad de una importante familia española", sin hacer mención a los Franco. Las tres piezas, que se ofertaban de forma separada, estaban estimadas en hasta 400.000 euros en total. Finalmente solo se han conseguido vender dos ellas, por un importe conjunto de casi 160.000 euros -134.000 sin contar las tasas y los impuestos-, muy por debajo de las expectativas.

Las joyas, que anteriormente pertenecieron a la mujer del dictador, Carmen Polo, son un juego de dos pendientes, un collar de brillantes y esmeraldas, y un gran anillo de esmeraldas y diamantes. Junto a estos tres lotes, Christie's ha subastado otros 350 más, llegados de diferentes casas reales europeas, de princesas francesas, de marqueses austriacos, de condes alemanes y de varios coleccionistas, entre otros. En la mayoría de ellos se desconoce la procedencia exacta. En total, la puja se ha saldado con unas ventas que han superado los 9,5 millones de euros, entre los que se incluyen los gastos y tasas que deben pagar los compradores, según datos ofrecidos por Christie's. Los nietos de Franco acumulan un patrimonio de 102 millones de euros y más de 400 propiedades, varias de ellas saqueadas al Estado, entre las que se encuentran un palacio, casi 90 viviendas, casi tres centenares de plazas de garaje, una treintena de fincas y varios locales.

De los tres de la familia Franco, el anillo de diamantes era el más cotizado de todos. Con 19 quilates y una talla tipo marquesa, estaba valorado en una horquilla que se movía entre los 140.000 y los 210.000 euros. Finalmente, nadie se ha interesado por él. Por precio, la siguiente pieza es un collar art déco de esmeraldas y diamantes viejos, rosados, platino y oro y de talla simple y circular, con un colgante central desmontable. Estaba valorado entre los 93.000 y los 140.000 euros y ha sido vendido por 109.000 euros. El último de los lotes, que se movía entre los 41.000 y los 58.000 euros, lo formaban un par de pendientes art déco de diamantes y esmeraldas en forma de pera, antiguos, circulares y de un solo corte, fabricados por la marca Cartier. Han sido colocados por 50.000 euros.

La alta joyería siempre ha formado parte del patrimonio de la familia del dictador. Estas piezas siempre fueron objeto de deseo de Carmen Polo, a la que popularmente se la llegó a conocer como La Collares. Son conocidas las historias que contaban los joyeros de Madrid y de otras grandes ciudades españolas, que en ocasiones se veían obligados a tener que regalarle a la esposa del dictador los accesorios de los que se encaprichaba al entrar en los establecimientos. En el libro, Carmen Polo, la señora de El Pardo, Carmen Enríquez explica cómo Polo tenía un cuarto de 40 metros cuadrados con armarios en los que guardaba todo tipo de joyas a lo largo de las cuatro décadas de dictadura.

Cuando se conoció la fecha de la subasta y los lotes que incluía, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) pidió al Gobierno que se investigase la puja y la procedencia de las tres piezas. De hecho, en una carta enviada al embajador español en Londres recogida por agencias, la asociación solicitó que se le exigiese a la casa británica la documentación que acreditaba el origen, y así poder auditar el punto de partida de la propiedad de las alhajas.

Normas
Entra en El País para participar