Banca

Joan Roca inaugura en Madrid el nuevo modelo de oficina de BBVA

La agencia de Velázquez 33 cuenta con un negocio de 4.000 millones de euros; el banco abrirá 60 megaoficinas en España antes de cierre de año

Juan Carlos Hidalgo, director territorial Centro, junto a Joan Roca, chef de El Celler de Can Roca
Juan Carlos Hidalgo, director territorial Centro, junto a Joan Roca, chef de El Celler de Can Roca

BBVA tiene, como gran parte de las principales entidades financieras españolas, un plan para cambiar el modelo de sus oficinas y abrir megasucursales en las que se incluyan los clientes de banca retail, de pymes y de grandes patrimonios, explica el responsable territorial de centro de la entidad, Juan Carlos Hidalgo.

Este directivo recuerda que incluso este nuevo modelo de oficina es una evolución de aquella que el banco puso en marcha a principios del presente siglo, en la que el cliente podía comprar desde un coche a unas caceloras o una televisión. Incluso tomar un café de Juan Valdés.

En Madrid inauguró ayer la que se ha convertido en su oficina más emblemática de España. “Es una sucursal de 1.600 metros cuadrados divididos en tres plantas. Es un espacio innovador que refleja el avance hacia un modelo de oficina que apoya la multicanalidad y la especialización para dar respuesta a los clientes en tiempo real, por el canal que elijan, y de forma transparente y personalizada”, explica este directivo, quien añade que esta oficina es la primera de Madrid de esta tipología, pero el objetivo es abrir otras cuatro antes de cierre de este año, y un total de 60 en toda España.

Esta macrosucursal está ubicada en un antiguo hotel, denominado Adler, que estaba situado en la madrileña calle Velázquez, número 33. Justo en la esquina opuesta hay otra gran oficina, pero en este caso de Banco Santander, que ha elegido también la milla de oro madrileña para inaugurar otro Work Café.

La nueva oficina de BBVA cuenta con 15 despachos acristalados para que los gestores se reúnan con sus clientes. En la entrada está la oficina tradicional, que funciona sin cita previa, mientras que en el resto de los espacios se trabaja con cita previa con el cliente. El servicio de cita previa se incrementa en estos nuevos espacios en un 40%, aseguran desde el banco.

En BBVA más del 50% de todas las transacciones se realizan ya a través de los nuevos canales, razón por la que las oficinas se están transformando en zonas en las que desaparece el efectivo, y se convierten en locales de asesoramiento y venta de productos para los clientes.

En los últimos tres años BBVA ha cerrado más de una cuarta parte de sus oficinas en España, más de 1.200, a las que se sumarán otras 200 en 2020, aunque en este proceso de cierres no se han producido ERE, solo salidas a través de prejubilaciones programadas cada año, según explican fuentes sindicales.

Esta nueva sucursal ­reemplaza a cuatro oficinas ubicadas alrededor, que han sido cerradas, pero cuyos empleados han pasado a este antiguo hotel, que mantiene sus balcones intactos, en un intento de mantener la anterior fachada de su anterior propietario, salvo la parte de abajo.

Cifra de negocio
El volumen de negocio de este nuevo Centro de Banca de Clientes (CBL), como se conoce a este modelo de local en el banco, supera los 4.000 millones de euros. Cuenta con 55 gestores y seis directores comerciales.

“Hay que recordar que es la oficina con mayor volumen de negocio”, insiste Hidalgo. Y recuerda en su intervención ante el medio centenar de clientes que han sido invitados a la inauguración, que esta sucursal cuenta con “la máxima especialización, sostenibilidad y tecnología avanzada. En toda la sucursal, de hecho, hay muy poco papel, por lo que no hay papeleras”.

El acto inaugural ha contado con la presencia de uno de los mejores cocineros de España y del mundo, Joan Roca, chef del restaurante El Celler de Can Roca.

Este restaurante, con tres estrellas Michelin y considerado como uno de los mejores del mundo, lleva más de seis años unido a BBVA, como recordó Joan Roca. Los tres hermanos Roca, de hecho, ya rindieron homenaje al cambio de marca a nivel global de BBVA con la creación de un plato dedicado a la entonces nueva identidad del banco.

Roca afirmó en la presentación de las nuevas instalaciones del banco en la calle Velázquez que existen “muchas cosas en común que nos unen a BBVA. Entre ellas, que los clientes son lo primero”, además de la búsqueda de la sostenibilidad. El cocinero recordó que fue esta institución financiera la que “nos dio una oportunidad”, y desde entonces siguen con esta entidad, que se ha convertido en el patrocinador de sus giras gastronómicas por el mundo, y más en concreto por los países en los que BBVA tiene presencia. Tras tres años de gira internacional, los tres hermanos Roca iniciaron el pasado año otra gira, pero en este caso por España, también con el patrocinio de BBVA.

El chef explicó, además, que El Celler de Can Roca cuenta con unas instalaciones “muy acogedoras, con cierto parecido a las de la nueva oficina de BBVA”.

Coincidiendo con la presentación de la nueva megaoficina, Roca presentó en Madrid un libro, Raíces, sobre los productores españoles (agricultores, ganaderos, etc.). El prólogo de este libro está escrito por Carlos Torres, presidente de BBVA.

En él, el banquero explica las razones por las que la entidad financiera decidió unirse a la aventura de El Celler de Can Roca. “Una de las principales razones que nos motivó a comenzar nuestra andadura con El Celler de Can Roca en el año 2013 fue que compartimos valores comunes. Valores como el espíritu de superación, la excelencia, el trabajo en equipo, el foco en el cliente o el pensar en grande, todos ingredientes fundamentales para el éxito de cualquier proyecto empresarial. Pero sobre todo, El Celler es una familia por encima de un restaurante, y eso le lleva a pensar más allá y poner en el centro de su estrategia la sostenibilidad y el desarrollo de las comunidades con las que interactúa en España y más allá de nuestras fronteras”, explica Torres en el prólogo.

El presidente de BBVA recalca en el libro que el banco como el restaurante catalán cuentan con “intereses comunes, de tener un impacto positivo en la sociedad”.

Normas
Entra en El País para participar