Elon Musk explica por qué se rompieron los dos cristales de su Cybertruck

Elon Musk explica por qué se rompieron los dos cristales de su Cybertruck

Publica un vídeo que demuestra su resistencia.

En la madrugada del pasado jueves al viernes, Tesla presentó su Cybertruck, una pickup con diseño futurista de la que Elon Musk llegó a decir que estaba blindada: daba igual los mazazos que le diéramos a las puertas que lo iba a resistir todo, lo que incluía a los cristales que estaban diseñados para resistir sin romperse dos bolazos de acero.

Por desgracia para el sudafricano, tuvo que soportar estoicamente sobre el escenario cómo, uno tras otro, los dos cristales del Cybertruck se rompían a la primera, lo que provocó que el evento terminara con una sensación de fracaso más que evidente. Pero, ¿qué había pasado?

Elon Musk responde en redes

Otra cosa no, pero Elon Musk tiene en sus redes sociales su hábitat de comunicación natural y, conociendo cómo se las gastan en Twitter o Facebook ante situaciones así, podemos imaginar que el australiano ha pasado unos días difíciles. Pero tras la tempestad llegó la calma y para todo hay explicación a esos dos cristales rotos.

Ha sido a través de Twitter donde un usuario escribió al CEO de Tesla para contarle cuál era su teoría sobre ese cristal roto. Para Rod Adib, el problema estuvo en los dos primeros golpes a las puertas, que quebraron la base del cristal que después iban a recibir el impacto de las bolas de acero. Así que de haber invertido el orden de las pruebas, el Cybertruck hubiera salido victorioso y con las dos ventanillas intactas.

Elon Musk, posteriormente, entró en ese mismo hilo dando por buena la teoría del tuitero, escribiendo que "Sip. El impacto del mazo en la puerta agrietó la base de vidrio, por lo que la bola de acero no rebotó. Deberíamos haber golpeado con la bola de acero en la ventana, * luego * golpear la puerta. La próxima vez...".

La prueba del algodón

Para certificar que el problema estuvo ahí, Elon Musk aprovechó para publicar un vídeo de las pruebas que se hicieron previamente a la presentación oficial del coche, y donde se puede apreciar cómo la bola de acero rebota en el cristal de la Cybertruck. Lo que no sabemos es si en ese momento, ya habían golpeado con el mazo la puerta o si lo hicieron después. 

Es evidente que esa rotura ha afectado a la empresa (un 6,3% de caída en la bolsa de NYC) pero no tanto a las reservas que, como os hemos contado, van viento en popa a toda vela.

Normas