Los analistas aplauden la operación de Telefónica en México

Califican el acuerdo con AT&T de "acertado" por el ahorro de costes que supone

Telefónica
Edificio de Telefónica en Ciudad de México. REUTERS

Un paso para atrás para dar dos para adelante. Este es el título del informe que la firma de análisis GVC Gaesco ha emitido para valorar el movimiento estratégico en México que Telefónica anunció ayer por la tarde a cierre de mercado.

La filial mexicana de la operadora, presidida por José María Alvarez Pallete, ha alcanzado un acuerdo con AT&T a través del cual esta compañía prestará servicios mayoristas de acceso a la última milla inalámbrica a Telefónica México migrando de forma gradual el tráfico a su red de acceso. Con este movimiento, el grupo español busca hacer más sostenible su negocio y reforzar su posición competitiva en este mercado frente a América Móvil, el grupo de Carlos Slim.

Los expertos han valorado de manera positiva esta operación al igual que los inversores –este viernes, las acciones de Telefónica han avanzado un 1,38% en Bolsa-. Esther Gutierrez de la Torre, analista de Bankinter, explica que son buenas noticias para Telefónica teniendo en cuenta que la operadora española se enfrente a un escenario “competitivo complicado en México porque América Móvil y AT&T copan gran parte del mercado”.

La analista cree que la decisión de emplear la red de un tercero parece "acertada por el ahorro de costes que supone" para Telefónica. La compañía estima un impacto positivo en flujo de caja de unos 230 millones de euros a partir del tercer año. Desde GVC Gaesco creen que esta decisión de Telefónica es “lógica en su camino por aumentar las eficiencias de sus filiales de América Latina”.

La compañía intentó vender esta filial en diversas ocasiones y no lo consiguió por discrepancias sobre el precio ofrecido. Por ello, los expertos de esta firma creen que, ante la imposibilidad de vender, la compañía ha decidido reducir sus costes para tener una operativa más “eficiente y flexible y poder destinar recursos a otras divisiones más rentables”, lo que, a su juicio, es una buena noticia a "nivel valoración".

Por su parte, Sabadell, explica que se trata de un movimiento "reactivo ante los malos datos que está ofreciendo la división" y recuerda que en los nueve primeros meses del año registró una mejora del 0,6% en las  ventas orgánicas; una caída del 90% en el Ebitda orgánico  y un Ebitda menos Capex negativo si se excluye  la venta de centros de datos) "ante la dificultad de competir con América Móvil -que tiene un cuota del 63% frente al 21% de Telefónica y AT&T (15% cuota) y a la carga negativa que suponía el pago por uso de las frecuencias". Sabadell destaca además que, con este acuerdo la compañía tendrá una estructura más "ligera". 

Telefónica explicó ayer que el acuerdo tendrá un impacto positivo sobre los clientes de Telefónica México, ya que Telefónica México seguirá prestando los mismos servicios a sus clientes, enfocándose en innovar y mejorar la calidad del servicio. Sus clientes tendrán acceso completo a todos los servicios actuales y a las tecnologías futuras.

De igual forma, el nuevo modelo de operación permite asimismo una utilización más eficiente y sostenible de los recursos aumentando por tanto el retorno sobre capital empleado y generará una reducción de la deuda neta adicional en el entorno de 500 millones de euros. La teleco española evitará el pago de distintos compromisos de espectro.

La compañía detalló que, con este convenio, AT&T en México proveerá a Telefónica Movistar de capacidad en su red de acceso en 3G, 4G y cualquier tecnología de red futura a nivel nacional. Telefónica Movistar mantiene su red de transporte y todas sus plataformas, sin restricciones operativas o geográficas para cubrir todas las necesidades de sus usuarios y servicios.

Asimismo, también mantendrá el control exclusivo sobre sus operaciones, incluyendo su cartera de clientes, activos, administración, precios, finanzas, comercialización o sistemas de facturación, entre otros. "AT&T no tendrá visibilidad ni influencia alguna sobre la operación de Telefónica Movistar", incidió.

Normas