Tendencias

El whisky se posiciona como objeto de deseo entre las inversiones de lujo

La bebida se ha revalorizado un 40% en 2018 y un 540% en la última década, según el índice de inversiones de lujo de Knight Frank

Botella de whisky Macallan 1926, vendida en octubre por 1,73 millones de euros, que superó a otra botella de la misma marca como la más cara de la historia.
Botella de whisky Macallan 1926, vendida en octubre por 1,73 millones de euros, que superó a otra botella de la misma marca como la más cara de la historia.

Las marcas exóticas de whisky se han asentado como el activo más demandado por las grandes fortunas: la demanda de la codiciada bebida ha crecido (el precio aumenta un 40% solo en el año 2018) y encabeza el listado del último índice de Inversiones de Lujo de Knight Frank, que se dio a conocer en 2019. El whisky debutaba en el catálogo de la firma británica en sustitución de la cerámica china (hasta 2018) y lo ha hecho por todo lo alto, incluso en una visión a largo plazo. En los diez últimos años, la inversión en ciertas marcas de esta bebida ha crecido un 540%, muy por encima del segundo activo del listado, las monedas (193%), y de los coches de colección (190% en ese periodo).

No es de extrañar que el informe refleje un récord de precio de venta tanto para el whisky como para los coches de colección en las subastas del último año analizado. Una botella de la marca The Macallan 1926, pintada a mano por el artista Michael Dillon, se vendió en Christie’s por 1,5 millones de dólares (aproximadamente 1,35 millones de euros), en la que fue la botella subastada más cara hasta el momento en que se realizó el informe. En una subasta del pasado mes de octubre, una botella de la misma marca batió su propio récord: 1,5 millones de libras esterlinas (1,73 millones de euros). El montante triplica el precio de la botella de vino más cara (558.000 dólares), que vendió Sotheby's y también supone un nuevo tope histórico.

Series limitadas y personalizadas

Knight Frank destaca el avance del mercado del ‘whisky raro’ escocés de malta y define 2018 como “año de transformación” para la célebre bebida. “Vimos una botella que estableció un nuevo precio récord de 700.000 libras esterlinas en octubre para, un mes después, ser superado cuando otra botella se vendió por un millón de libras”, destaca Andy Simpson, encargado del informe Rare Whisky 101, que Knight Frank toma como referencia.

Andrew Shirley, editor de la firma británica, destaca que el whisky de malta “cada vez se ve más como una inversión emocional (investment of passion) por parte de los coleccionistas con alto poder adquisitivo”. Shirley apunta en concreto hacia un país, China, y menciona a personalidades que coleccionan la bebida, como Jeff Bezos, dueño de Amazon, o el magnate chino Jack Ma, fundador de Alibaba.

El prestigio de la marca de whisky escocés que bate un récord tras otro —The Macallan 1926— se explica según el experto de Knight Frank por su escasez: han sido producidas solo 40 unidades que, en el momento del embotellado, habían envejecido durante 60 años en madera de roble importada de Jerez. Y entre ellas, las más famosas son las ediciones pintadas por los artistas Peter Blake y Valerio Adami, con 12 botellas en cada caso. Blake es el artífice de la portada del icónico álbum de los Beatles Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band. A Valerio Adami, por su parte, se le considera uno de los mayores artistas del pop art.

Además del whisky, las monedas y los coches copan las primeras posiciones entre los activos de lujo en la pasada década. Sotheby’s vendió en 2018 el coche más caro en una subasta: un Ferrari 250 GTO de 1962, cuyo nuevo dueño pagó por el modelo de la escudería italiana 48,4 millones de dólares. El interés de los compradores por el coleccionismo de monedas, el otro integrante del podio, también ha aumentado: entre el segundo trimestre de 2018 y el segundo de 2019, el precio de este artículo aumentó un 12%, solo por detrás del mencionado whisky raro (23%). La firma británica destaca como curiosidad que Classic Numismatic Group vendió a comienzos de 2018 la moneda polaca más cara por 2,2 millones de dólares.

De la decena de artículos de lujo incluidos en el listado de Knight Frank, en 2018 solo uno, las joyas, bajaron de precio (un 5%) y otros dos se estabilizaron (los diamantes coloreados y los sellos).

Viviendas de esquí en los Alpes

Evolución de los precios de distintos activos de lujo entre el segundo trimestre de 2018 y el segundo trimestre de 2019.
Evolución de los precios de distintos activos de lujo entre el segundo trimestre de 2018 y el segundo trimestre de 2019.

La misma Knight Frank publicó a finales de 2019 otro de sus índices anuales: el de las propiedades de esquí en Los Alpes, la mayor zona de esquí de Europa. El informe recoge un aumento del 19% de los precios de las propiedades relacionadas con ese deporte en los diez últimos años y compara la variación del precio con algunos activos de su índice de inversión de lujo. Entre el segundo trimestre de 2018 y el mismo trimestre de 2019, las propiedades de esquí se revalorizaron un 1,4%, menos que las monedas (12%), el arte (10%) o el vino (9%), pero más que los muebles (1%), los coches (-5%) o la joyería (-7%).

Los autores del estudio señalan que por primera vez desde que lo llevan a cabo —en 2008 publicaron el primero—, ninguno de los ‘resorts’ analizados de los Alpes franceses y suizos bajó su precio. Durante la última década las viviendas de esquí han aumentado su valor un 19%, por encima de algunas de las ciudades de primera línea del mercado inmobiliario, como Ginebra, Mónaco o Saint Tropez.

Normas
Entra en El País para participar